Un wuxia más que entretenido Treasure Inn

Hoy os traemos una película que nos sorprendió gratamente, y a decir verdad, casi ni habíamos oído hablar de ella, pero es uno de esos films que te cogen por sorpresa y te dan una buena lección de lo que muchos tendrían que hacer para mejorar sus películas. Treasure inn es en verdad una nueva adaptación, remake, secuela, versión, o como le queráis llamar del wuxia clásico Dragon inn (Dragon gate inn) que nos llega desde Hong Kong y lo hace en un año en el que anteriormente ya se había hecho con un gran presupuesto y un actor de la talla de Jet Li en Flying swords of dragon gate; sin embargo, esta nueva versión juega con otros elementos muy distintos a la anterior.

Treasure Inn
Los protagonistas

La historia es bastante parecida a sus predecesoras, aunque nunca nos cansemos de algo tan original; un par de chicos aficionados a las artes marciales, trabajan como aprendices en el cuerpo policial. Cuando se produce un horrible crimen en el pueblo, ellos son los ún

icos en solucionar como fue todo y por envidia son acusados y retirados del cuerpo. Juntos deciden viajar para encontrar a los culpables y demostrar su inocencia, pero en el camino encontraran dos chicas con las que se juntarán, un médico misterios o y un equipo de investigación que va tras los mismos asesinos. Siguiendo la pista todos se encontraran en la posada de los tesoros, llamada así porque se celebran subastas periódicas con los mejores tesoros que han ido robando los delincuentes de la zona; allí se tendrán que quedar todos encerrados debido a una gran tormenta que arrasa el desierto; pero allí también se irán conociendo todos y descubriendo los secretos de cada uno.

Al contrario que otras versiones de la misma historia, esta vez el punto fuerte no son ni los grandes efectos especiales ni las perfectas coreografías de artes marciales (aunque estas son bastante espectaculares), la fuerza de la película reside en su ritmo, que no nos deja ni pestañear de lo que engancha en todo momento; y en su humor, a veces algo infantil o absurdo, pero que la convierte en puro entretenimiento y diversión. Quizás el argumento tenga algunas lagunas y quizás durante la película se aprecien algunos fallos, pero podemos olvidar todo esto gracias a todo lo que nos hace disfrutar y pensar que no es algo serio y cinematográficamente impecable, sino que sólo es una historia para que lo pasemos bien durante un rato.

Treasure Inn
Luchas de espadas

Aunque no se haya publicitado mucho y podamos pensar que se trata de una película menor hecha por un grupo de debutantes, en verdad todo el equipo involucrado tiene una gran experiencia en este tipo de cine; las coreografías están más bien pensadas de lo que parece, y en todo momento ejecutadas con cables y efectos clásicos (no encontramos casi nada de CGI, sólo lo imprescindible) y eso nos hace recordar a las buenas películas que veíamos hace tiempo; todas las técnicas de lucha, armas especiales, etc. son sacadas de otras películas, pero junta mucha diversidad para hacer algo mejor que el simple kung fu o esgrima; unos personajes bastante carismáticos en su mayoría (no solo los protagonistas, sino que hay un gran grupo de personajes principales), todos con una personalidad muy marcada e interpretados con más sentido del humor que profesionalidad.

El director y guionista es Jing Wong, con una gran experiencia detrás en los dos campos y años con la Shaw Brothers, con más de 100 películas en su haber y considerado toda una estrella en Hong Kong y habitual del cine de artes marciales con películas como God of gamblers, City hunter y escritor de Naked weapon o The duel.

Y como actores principales tenemos a Nick Cheung (The duel, Election), Kenny Ho (Storm warriors, Police story 2), Charlene Choi (Twins effect, New police story) o Nicholas Tse (Storm warriors o Dragon tiger gate), como hemos dicho, todos ellos con gran experiencia en el género.

En definitiva, una película sin grandes pretensiones, tan solo para pasar un rato entretenido y divertido, pero con muy buen hacer en toda su ejecución; además de ser uno de los pocos wuxias actuales que conservan el espíritu de los clásicos.

  • Lo mejor de la película:

Las risas que se hizo todo el cine, incluso la gente que no había visto ninguna película similar.

  • Lo peor de la película:

Que esté pasando algo inadvertida, por suerte hay un festival que siempre busca lo mejor y no lo más comercial (Nits de cinema oriental).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *