Una nevera muy gore en Pridyider

Pridyider

Seguimos con el cine de terror filipino y hoy os comentamos una de esas películas gore que son tan malas que, con una compañía apropiada, nos pueden hacer mucha gracia; su título es Pridyider, pero en el Festival Nits de Cinema Oriental se tradujo como The fridge (no sé si es su título internacional, pero dudo que sea una de esas películas que vana  tener distribución fuera de su país o de festivales como éste). Como tampoco es una gran película, ni tiene casi nada especial, la comentaremos brevemente, pero nos hacía ilusión que pareciera en nuestro blog por su extremismo y por que nos ha gustado tener algo de cine filipino (ya intentaremos traer algo más).

Pridyider
Unos persoanjes muy extraños

El argumento es simple aunque no por eso carente de originalidad, trata de una chica que vuelve a vivir a la casa que era de sus padres en su infancia; cuando llega allí todo le es algo familiar, los vecinos, antiguos amigos… pero se da cuenta de que algo raro pasa en la casa, además de darle mala espina, desaparecen algunas cosas como el gato y tiene problemas con algunos alimentos. Acaba dándose cuenta que el problema es el frigorífico de esa casa, que constituye una puerta al infierno y decide tragarse todo lo que puede; pero no puede cambiarlo y lo único que puede hacer es luchar contra los espíritus que habitan dentro de él.

La película hace un muy buen trabajo poniéndonos en situación, empezando de una forma más o menos relajada, pero con un ambiente algo enrarecido, mostrándonos todo el entorno y el pasado que rodean a la chica como algo cada vez más siniestro e introduciendo algunas escenas del frigorífico escalofriantes, aunque de momento no sepamos exactamente lo que pasa. Ya más adelante se intenta desfasar con imágenes algo más terroríficas, gore o incluso con un completo infierno engulle personas, lo que consigue un conjunto bastante decente todo y ser algo de bajo presupuesto y con algunas escenas más de risa que de miedo por sus efectos especiales.

El mayor logro es sin duda la ambientación, con esa música constante, esa fotografía algo oscura incluso en pleno día, ese vecindario pobre y destrozado, esos personajes que incluso pudiendo ser reales tranquilamente, los vemos como muy extraños e increíbles.

Y en cambio, a muchos les tiraran para atrás a la hora de ver la película los efectos especiales, que no consiguen ni un momento aterrorizarnos y que podrían haber sido hechos en cualquier película de los años ’70. A nosotros tampoco nos han disgustado, al menos el director ha decidido no abusar del digital (aunque si que haya alguna cosa difícil de hacer de otra manera) y se ha decantado por utilizar como base maquillajes, prótesis y muñecos; lo que le da un aire algo más clásico a la película y nos hace verla con unos ojos algo más optimistas.

Pridyider
Y algún toque demencial

Aunque os estemos hablando bien del conjunto de la película, tampoco queremos haceros pensar que es una gran obra, tan sólo es una peliculilla de terror filipino de bajo presupuesto con unos toques de gore, con una idea que no está del todo mal, pero con un guión completamente ridículo y una ejecución bastante patética: correcta a la hora de desarrollar la historia de una manera ordenada y clara, pero sin saber encontrar un punto fuerte obre el que basarse y hacer con él una película con fuerza.

Tanto el director (Rico Maria Ilarde), como la actriz principal (Andi Eigenmann) vienen del mundo de la tele y eso se deja notar, aunque nosotros personalmente le damos un punto positivo en la dirección, ya que es difícil hacer algo de género que sea decente con tan poco presupuesto y apoyo.

En definitiva, como película de terror no vale, de gore tiene más bien poco y en general aquí la veremos algo floja; pero no hemos visto nada mal su ambientación y estructura, o sea que creemos que se puede ver (o es que a esas horas de la noche y como final de un maratón de terror, ya teníamos el cerebro reblandecido).

  • Lo mejor de la película:

Cualquier película con tentáculos es de agradecer.

  • Lo peor de la película:

Los actores podrían dedicarse a otra cosa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *