Uncle Victory, mucho más que guarderías

Uncle Victory

Aunque no solamos encontrar demasiadas películas extremas hechas en China, y aunque ésta puede que no lo sea del todo, Uncle Victory tiene algo especial que nos ha gustado y por eso hemos decidido hacer su reseña. Es una película en la que quizás ni nos habríamos fijado al leer un argumento que trata de un jefe de una guardería de niños, pero que al verla en el Festival Nits de Cinema Oriental nos dimos cuenta de que éste quizás era el tema para atraer al gran público, pero al final es de lo menos importante en la película, ya que trata de tríadas de forma bastante realista en un entorno algo especial y con un tono más de thriller que de película familiar con niños.

Uncle Victory
De las tríadas más radicales

El argumento trata sobre un mafioso que sale de la cárcel y se encuentra con un panorama distinto al que dejó, que no le permite seguir con sus actividades de antes, pero en el que aún tiene algunas propiedades. En una de ellas se ha hecho una guardería, pero el dueño no puede pagarle el alquiler y por eso le echa; al hacerlo, el gobierno decide que no se pueden dejar los niños en la calle, por lo que deberá ser nuestro protagonista quien se encargue de la guardería. Conocerá a una mujer en un club y se encaprichará de ella, por lo que también ella se liará con los niños hasta que al final los dos les cojan cariño y hagan de la guardería su nueva forma de vida. Pero el mafioso tiene una vida pasada que le vuelve en la actualidad, tanto en los recuerdos que le avasallan, como por la gente a la que dejó atrás y que ahora no está muy bien, como por algunas deudas pendientes que tendrá que resolver, así que aunque intente cambiar e integrarse en la sociedad como persona respetada, no será tan fácil y se dará cuenta que la vida como mafioso no se puede dejar nunca.

La película tiene dos puntos muy especiales, el primero es el cambio de ubicación temporal, representado sobre todo por el color (en la actualidad) o el casi blanco y negro (en el pasado), con lo que nos puede mostrar perfectamente, sin tener que dar explicaciones y sin problemas de comprensión, tanto la nueva vida, como todo lo que sucedió en el tiempo en el que el protagonista actuaba como mafioso; el segundo es la ambientación (sobre todo la del pasado) en la que nos muestra una China post industrial muy gris y triste en la que las condiciones de supervivencia son muy duras y cada uno se debe ganar la vida intentando pisar el trabajo de otros.

Uncle Victory
Al sentimentalismo

Tanto la parte de la actualidad, como la del pasado nos muestran como ha sido, para el director, la realidad de la mafia china en zonas industriales del país y en dos momentos distintos de su historia, una algo más urbana, enfrentándose a pequeños grupos de maleantes, tipos solitarios que van de duros y malos o policías; y la otra en plena industrialización, formando parte de los sindicatos y enfrentándose con otros sindicatos, apoyando a los obreros, buscando el poder al frente de grandes grupos, con verdaderas guerras entre bandos… A nosotros nos ha parecido mucho más interesante y más adecuada para una película la del pasado, pudiendo dar mucho más de sí de lo que hemos visto en esa película, pero haciéndola más interesante que una simple película de problemas sindicales con el intento de rehabilitación y todas sus consecuencias; eso sí, dándole también ese punto moral y de apoyo al gobierno que suele haber en muchas producciones chinas.

El director Meng Zhang ya nos había llegado a este festival anteriormente con piano in a factory, una película mucho más de sentimientos que extrema, pero ambientada en la misma época y la misma parte del país, con zonas que habían sido muy industriales y que ahora están en decadencia, y con una visión muy triste del presente; suponemos que es algo que él ha vivido y le ha afectado bastante. Como anteriormente nos sorprende con una genial dirección de fotografía y con algunas escenas que individualmente nos pueden llegar a fascinar por su belleza.

El protagonista Huang Haibo, aunque sin mucha experiencia, lo hace bastante bien (también es fácil con un personaje algo plano), pero la que en realidad nos ha impresionado ha sido su compañera Zhang Xinyi (An inaccurate memoir, Lost on journey) con una actuación simpática y dándola más profundidad a su persoanje del que realmente tiene.

En definitiva, que no os eche para atrás el argumento, ésta es una película totalmente recomendable, con un desarrollo lento y sin demasiada acción, pero muy interesante tanto por su ambientación, como por la forma en que está rodada en dos tiempos distintos.

  • Lo mejor de la película:

Alguna parte radical de los sindicatos y alguna sorpresa que os encontraréis en mitad de la película.

  • Lo peor de la película:

Nos sobran algunas escenas con los niños, aunque en realidad éstas son muy cortas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *