Veera, un Tollywood de humor estúpido con una acción a lo grande

Veera

Esta semana nos atrevimos con algo de cine de acción de India, pero no os queremos hablar de los típicos Bollywoods que ya vemos todos y a los que ya nos hemos acostumbrado, sino que iremos un poco más allá y veremos algunas películas de Tollywood, eso es del centro de la India y no de Bombay, en idioma Telugu y con algunas diferencias muy básicas con Bollywood; pero que siguen representando un volumen muy grande de la filmografía de la India. La primera que hemos visto se llama Veera y es en realidad una comedia con mucha acción, y como siempre, ya sabéis, con romance, bailes, canciones, etc.

Veera
Una comedia con grandes nombres

La historia empieza con el típico policía íntegro y muy válido, un jefe capaz de poner a quien sea en su sitio; pero en su zona hay un terrateniente también muy duro que, como no puede con él, acaba raptando a su hijo y matándolo. El cuerpo de seguridad nacional envía uno de sus mejores hombres para protegerlo a él y a su familia, ya que temen que el malvado terrateniente siga acosándolo. El nuevo encargado de seguridad se va haciendo con la familia y con el viejo encargado (Tiger, un tipo muy curioso), aunque nadie tiene muy claro si sus intenciones son buenas o es uno de los malos, hasta que el policía descubre que no es quien dice ser. Antes del “Intermission” sabremos quién es y cuales son sus intenciones, ya que en la segunda parte de la película tenemos un gran flashback para descubrir de dónde viene esta persona; y es que en su tierra era un gran señor muy querido por su pueblo que se tuvo que enfrentar a otro terrateniente muy malvado, que quería quitar las tierras a los aldeanos para construir una mina y con el que tuvieron más de una pelea.

Como muchas películas indias, es una película de unas 3 horas, con un Intermission justo en medio (así en los cines, lo locales se salen de la sala, se comen unas samosas…), pero aquí la historia de corta absolutamente en este Intermission, narrando una historia antes y otra que parece que no tenga casi nada que ver justo después (lo que viene a ser el flashback para conocer los orígenes del protagonista), para acabar uniendo las dos partes como buenamente se puede. A destacar que la primera parte es un poco más floja, con una historia muy típica y muy poco interesante de cualquier película india; la segunda parte de la película, no sabemos si por ser una historia un poco más épica o por tener más escenas de acción, nos ha llamado más la atención y nos ha emocionado un poco más (que tampoco excesivamente).

Veera
Unos bailes ridículos

La verdad es que no se trata de una película de acción, sino de una de humor, y en cada una de las dos partes tenemos a un personaje cómico que le intenta (si no lo consigue) quitarle el protagonismo al actor principal, y la verdad es que los dos son figuras locales muy destacadas, tanto en el cine como en la televisión telugu: Brahmanandam y Ali. A nosotros no nos han hecho ni la más mínima gracia, pero entendemos que, por ser humor local o por reírse de alguien que ya hace gracia por si mismo (como aquí Chiquito de la Calzada) debe ser muy bueno para su público. La verdad es que son bromas increíblemente simples y estúpidas.

No obstante, aunque se trate de una película de humor, sí que tiene bastante acción, y os hablamos de esa acción exagerada que sólo en la India saben hacer como es debido; la verdad es que aquí no contamos con grandes coreografías, ni siquiera con un estilo de dirección enfocado a la acción, todas las escenas de pelea son más bien algo cutres, con peña dando hostias por dónde pueden y sobre todo con mucha gente volando por los aires, para que todo parezca muy espectacular. Eso sí, hemos podido gozar de alguna escena más bestia de lo normal, con algo de sangre y un poco salvaje.

En general, para los que estáis acostumbrados al cine de Bollywood, encontraréis esta película bastante cutre, y no sólo por la falta de presupuesto (los niveles de dinero que se mueven en un sitio y en otro no tienen nada que ver), sino también por una historia no muy trabajada ni demasiado interesante, por un humor excesivamente tosco (muy rural, quizás) y por la falta de gente guapísima (los protagonistas tampoco son nada del otro mundo); ni siquiera los números musicales nos han convencido, las canciones están bien, pero hay unos playbacks horribles y unos videoclips malísimos.

En definitiva, cuando esperábamos una película de acción y nos ha salido una de humor, nos ha despistado bastante, aunque al final nos hemos reído un rato (no de sus bromas sino de algunas escenas muy cutres o exageradas), hemos tenido algo de acción a lo grande, pero aguantar tres horas sin demasiado interés, quizás es demasiado. Claro, nos hemos enterado que el protagonista es una estrella en su zona, pero a nosotros no nos afecta mucho.

  • Lo mejor de la película:

Las escenas de acción y el cambio a la segunda parte cuando nos empezábamos a aburrir.

  • Lo peor de la película:

Esos malos tan poco carismáticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *