Vengeance of an assassin, el último Rittikrai

Vengeance of an assassin

Después de la muerte de Panna Rittikrai, una de las personas que más ha influido en el reciente cine de acción de Tailandia, todo el mundo esperaba a ver su obra póstuma: Vengeance of an assassin. Después de verla, no podemos decir que haya sido una obra maestra que se vaya a recordar durante mucho tiempo, pero sí que es una correcta película de acción bastante en su estilo, llena de buenas artes marciales y con alguna escena bastante destacable; igulamente no sabemos si el director la pudo acabar o se tuvo que terminar sin él.

Vengeance of an assassin
Escena futbolera

La historia es muy simple y es lo de menos importancia de toda la película; un chico que vive con su tío después de morir sus padres, descubre que éstos eran policías especialistas en cazar narcotraficantes y que un infiltrado los mató; así que se mete en una organización de asesinos profesionales, aprende el oficio y se convierte en uno de los mejores para encontrar al asesino de sus padres. En una de sus primeras misiones, lo utilizan como chivo expiatorio para el asesinato de la hija de un gobernante, pero él responde mejor de lo que se esperaba y salva a la chica protegiéndola de varios asesinos que van a por ella. Al mismo tiempo que proteje a la chica deberá cumplir su misión de venganza junto a su hermano.

Al igual que pasó con Ong Bak, la película empieza con su mejor escena de acción, que luego no tendrá nada que ver con el resto de la historia, pero que nos proporciona unos buenos momentos de regocijo: se trata de una especie de partido de fútbol dónde todo está permitido, en una fábrica; y la verdad es que ésta escena nos sorprende y nos incita a ver el resto de película, aunque después no sea todo lo que esperamos de ella.

No nos quejamos de que la historia sea muy típica o demasiado básica, somos conscientes de que en las películas de artes marciales lo más importante es otra cosa; pero es que aquí la historia va pasando por delante de nuestros ojos en pequeños fragmentos desordenados sin mucho sentido, como si se hubieran rodado escenas de pelea en diferentes localizaciones y con distintos protagonistas, y luego se hubiera inventado una trama improvisada que pudiera conectar todas estas escenas.

Vengeance of an assassin
Personajes normalitos

En cuanto a la acción, no tenemos ninguna queja; unas coreografías muy bien pensadas y ejecutadas, con peleas contra grandes cantidades de contrincantes y usando el entorno como nadie. Nos ha encantado sobretodo la pelea en el garaje, aquí se demuestra que Panna es mucho más un gran director de acción que un buen director de películas. Quizás hemos encontrado un exceso de cámaras lentas, pero no vamos a quejarnos por una nimiedad como esta.

Y como ejecución, tenemos alguna muestra de originalidad como la escena de los asesinatos en primera persona, pero en general es una película más, fácil de olvidar. Lo que no nos ha gustado nada ha sido el intentar introducir efectos especiales en una película de bajo presupuesto cómo ésta, estropeando la escena por su baja calidad.

Como suele pasar en las películas tailandesas, los personajes no son demasiado carismáticos ni tienen nada especial, pero con el paso del tiempo y todo lo que hacen lo normal es cogerles aprecio poco a poco; interpretados por actores poco conocidos que hasta ahora habían actuado como secundarios en otras películas de acción tailandesas del mismo estilo.

Y qué decir de su director Panna Rittikrai, uno de los introductores del Muai Thai en el cine tailandés, empezando como actor especialista y llegando a crear su propio equipo de especialistas, dirigiendo al acción de pioneras como Ong Bak y pasando a dirigir sus propias películas más tarde (The bodyguard, Ong Bak 2); siempre usando un estilo de lucha inconfundible. Pero seguro que ya tiene un relevo que haya heredado sus conocimientos y siga con este estilo en el cine.

En definitiva, una buena película de acción con unas escenas de artes marciales espectaculares, pero que será olvidada rápidamente, por suerte su director será recordado por otras obras.

  • Lo mejor de la película:

Una primera escena espectacular!

  • Lo peor de la película:

La escena del tren y el helicóptero sobra completamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *