Baaghi, el kungfu más espectacular en Bollywood

Baaghi

Cada año necesitamos como mínimo una película de India que sea bastante extrema y que nos motive a seguir viendo cine de Bollywood aunque veamos que poco a poco se va convirtiendo demasiado comercial, el Festival Nits de Cinema Oriental siempre nos suele dar alegrías en este aspecto. Baaghi es una película de acción brutal, basada mucho más en las artes marciales (muy al estilo tailandés o indonesio) y muy poco parecida a otras de su mismo país que han intentado hacer lo mismo; de hecho podríamos decir que la inspiración ha sido sobre todo basada en algunas películas muy concretas de estos países que han sido grandes triunfos en su momento.

Baaghi
Chicos y chicas 10

El argumento, por supuesto como en todas las películas de acción, no tiene demasiada complicación. Todo empieza con el secuestro de una actriz de acción por parte de un gran campeón de artes marciales, que no quiere nada más que casarse con ella y tenerla a su disposición para siempre. El padre de la chica busca a alguien que le pueda ayudar a rescatar a su hija, que ha sido llevada a Bangkok y acude a una persona que sabe seguro que la irá a buscar. El elegido (el protagonista de la película) accede, pero mientras se lo va pensando, recuerda como conoció a la chica y se enamoraron mutuamente mientras él estudiaba artes marciales de uno de los mejores dojos del mundo y rehabilitaba su espíritu rebelde para centrar su espíritu y su energía, pero por culpa del villano y de su padre se vieron forzados y engañados para dejar su relación y acabar muy mal. Ahora el prota viaja a Bangkok y va siguiendo la pista de la que fue su enamorada para ir a rescatarla de las manos del malvado que la ha secuestrado. Después de acabar con toda la mafia que posee el villano y con cuc lugartenientes a base de kungfu, no sólo tendrá que pelear contra él, sino que también tendrá que aclarar lo que pasó con la chica.

La película, como algunas que están haciendo últimamente en Bollywood, sucede en cuatro tiempos, teniendo una introducción y un desenlace, pero dos desarrollos, uno en forma de flashback y otro que se podría decir que sucede en la actualidad; ambos con la misma importancia, pero con una estética y función completamente distintos. Quizás en películas más épicas o con historias más desarrolladas, esto nos ayuda bastante a meternos dentro de la historia antes de ver lo mejor de ella, pero aquí que tenemos algo mucho más simple, lo vemos del todo innecesario, pudiéndose haber quedado la parte del flashback como una sola secuencia y todo el rollito romántico sin coger tanto protagonismo; pero en India les gusta mezclarlo todo.

Baaghi
Una acción tremenda

En la parte de más acción, vemos sobre todo que las escenas principales se han copiado de otras películas asiáticas e éxito, y sospechamos que más como buscar algo seguro que cómo homenaje, ya que se han plagiado completamente, sin dejar lugar a una mínima variación. Así tenemos un entrenamiento con algunas escenas de La serpiente a la sombra del águila de Jackie Chan; una llegada a Bangkok con su entrada en el club ilegal de lucha y pelea contra el campeón, así como la persecución de la mafia por las calles de Bangkok completamente igual que las escenas que vimos en Ong Bak de Toni Jaa; y finalmente un asalto al edificio dónde se encuentra el jefe final que es en general, y en muchos momentos particulares, igual que el asalto al edificio de The Raid.

Sin embrago, no nos importó demasiado tener estas copias, ya que ninguno de los que estábamos en la sala esperábamos ver algo original e innovador, sino que queríamos muchas pelea y caña por un tubo, así que nos quedamos igualmente muy satisfechos con la película, porque eso sí que lo cumple y todas las peleas, espectacularmente dirigidas por un equipo internacional de expertos en este tipo de películas, no sólo están perfectamente coreografiadas e interpretadas, sino que logran dar el máximo espectáculo.

Por supuesto esto no deja de ser Bollywood, y además de toda la acción que podamos pedir, no faltarán ni el romanticismo más pasteloso, ni el humor más tonto llevado de la mano de algunos secundarios, ni los chicos y chicas con cuerpos esculturales y enseñando todo lo que pueden ni, por supuesto, las escenas de baile (no demasiadas, pero las hay); creando una mezcla casi apta para todos los públicos.

En definitiva, si queréis una película de artes marciales brutal, esta es la vuestra; eso sí, no le pidáis nada de originalidad, ni un ritmo y una acción sin descanso, ya que se sigue rigiendo por los estándares de Bollywood. Pero si tampoco queréis romperos demasiado la cabeza y sólo disfrutar un rato, ésta es la vuestra.

  • Lo mejor de la película:

Muy completa para que no sólo disfruten los amantes de las artes marciales.

  • Lo peor de la película:

Demasiado pasteleo romántico en algunos momentos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *