Fist of dragon, el kung fu más joven

Hoy os traemos una película de artes marciales que no diremos en ningún momento que es especial ya que hemos visto bastantes de muy parecidas, lo que si que podemos afirmar para todos los amantes del género es que hacía tiempo que no veíamos algo parecido, que es una película sin muchas pretensiones que tan sólo intenta recuperar el espíritu clásico de otra época en que las artes marciales eran un género cinematográfico fresco y entretenido, sin demasiada violencia y sobretodo para mostrar unas peleas perfectamente coreografiadas. Fist of dragon es una producción hecha entre China, Singapur y Malasia y realizada por un equipo novato en cine, pero experto en artes marciales.

fist of dragon
Kung fu del bueno

Como ya hemos dicho, el guión es el mismo que en muchas otras películas más antiguas de artes marciales, un chico de China que ha estado entrenando mucho su kung fu es enviado a Malasia a ayudar a su tío que tiene problemas económicos; este chico se da cuenta de que todos los problemas vienen originados por una banda de mafiosos que tienen atemorizado a todo el barrio de tenderos y les están sacando mucho dinero. Nada más llegar, el chico tiene un enfrentamiento con tres de los mafiosos y esto le originará problemas, ya que poco a poco, la mafia se dará cuenta de su fuerza y acabarán todos intentando anularle. Más adelante se enterará de que no solo se dedican a la extorsión, sino que la mafia está preparando algo más fuerte, pero con la ayuda de toda la gente del barrio podrá vencerles.

Toda la película se ve muy moderna y, aunque se note un presupuesto bastante ajustado, en ningún momento la percibimos como serie B o vemos aberraciones de efectos especiales o similares que nos hagan pensar que es una mala película; sin embargo, aprovecha para aportarnos algo de corte muy clásico, tanto en su argumento (tantas veces repetido en las películas de artes marciales), como en su ritmo (muy lineal en todo momento, siguiendo los esquemas más básicos de la narración), como en sus luchas (perfectamente coreografiadas, y con una buena evolución de cantidad y fuerza de los enemigos).

En general toda la película es bastante entretenida, con sus momentos de diversión e incluso con una pequeña historia de amor y familiar para no tener un guión tan simple, más que nada para adornar un poco, ya que ninguna tiene ningún tipo de trascendencia. Sin embargo, creemos que en el apartado técnico (coreografías) es excelente, pero en su apartado más artístico (interpretaciones, búsqueda del sentimiento del público, etc.) si que se queda un poco corta.

fist of dragon
Michael Chuah como director y protagonista

Tan solo diremos, que tanto el director, como el equipo encargado de preparar las escenas de acción vienen de la misma compañía de especialistas de cine especializados en artes marciales, pero la mayoría de los actores vienen de la televisión de Malasia y Singapur, por lo que se les tuvo que enseñar artes marciales para la ocasión. El director Michael Chuah es casi novato, pero muy influenciado por las antiguas películas de Jackie Chan y Jet Li, y eso se nota; al final tuvo que asumir él mismo el papel de protagonista después de tener problemas con el que iba a serlo, y al menos pudo mejorar las escenas de acción.

En definitiva, no es un peliculón, pero bastante entretenida para pasar un rato viendo algo sin demasiadas complicaciones, algunas luchas bien coreografiadas y sobretodo para los fans de las buenas películas de Jackie Chan, que aquí verán como se intenta recuperar ese espíritu.

  • Lo mejor de la película:

Alguna lucha que merece la pena.

  • Lo peor de la película:

Un final algo ridículo, incluso para una película como esta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *