Baaghi 2 cuando Tiger Shroff empieza a ser el nuevo Rambo

Baaghi 2

Hoy vamos a dedicarnos a la sesión estrella que cada año tenemos en el Festival Nits de Cinema Oriental: la Nit de Bollywood, que cada año nos trae un estreno de distintas partes de la India, pero siempre intentando ofrecernos por igual acción, humor, música y sobretodo intentando sorprendernos. Este año hemos tenido la proyección de Baaghi 2, cuya primera parte también pudimos ver en este festival y que nos mostraba una aventura llenísima de acción, además de hacernos conocer al gran Tiger Shroff, que ya se está convirtiendo en un habitual del festival, que no se quiere perder ninguno de sus estrenos. No os preocupéis si no habéis visto la primera parte porque no tienen ningún tipo de continuación, es una de esas secuelas que se limita a aprovechar un nombre que ha tenido éxito y ofrecernos otra historia similar con un personaje parecido.

Baaghi 2
Vaya tío!

La historia empieza en dos frentes, por un lado tenemos a uno de los mejores militares de India que, al no tener vida privada, lo da todo por su país, pero que quizás es demasiado impulsivo y violento; en el otro lado tenemos a una chica viviendo en la India con su familia y a la cual secuestran a su hija dejándola conmocionada y perdida. El protagonista resulta ser un antiguo amor de la chica, por lo que ella lo llama para que la ayude a encontrar a su hija, ya que ni la policía ni nadie le está prestando atención, y es que, según se entera él después de un tiempo investigando y algunos problemas con la justicia, parece ser que no ha habido ningún secuestro, sino que en verdad no existía tal hija y su mente lo había inventado después de la conmoción. Después de que ni siquiera él la crea y todos la tomen por loca, ella acaba suicidándose y él consigue una pista de que ella tenía razón; con esto, el soldado llega a su punto máximo de rabia y, al enterarse de quienes habían secuestrado a la niña irá por ellos con todas sus armas y habilidades, convirtiéndose en una auténtica pesadilla para ellos.

Como en la mayoría de películas de acción de Bollywood, hay dos partes muy diferenciadas y delimitadas por el típico “Intermission”, pero en este caso la diferencia es mucho más grande que en otras que hemos visto hasta ahora, ya que la primera parte se trata de una forma bastante seria, convirtiéndose en un thriller de investigación, pero tirando más por la vertiente dramática, sin ningún atisbo de acción ni de humor, por lo que nos hace pensar que nos hemos equivocado de película; pero justo después de la Intermisson y cuando la historia ya da el giro después del suicidio de ella, todo cambia radicalmente y, aunque hay una parte más de investigación, ésta es mucho más radical y con víctimas, para poder terminar en una gran escena de más de media hora de duración que es pura acción, con el protagonista haciendo de Ejército de un solo hombre, viajando a unas instalaciones en la selva (aunque no venga mucho a cuento) y cargándose a todo el ejército enemigo al más puro estilo Rambo, con algunas escenas o frases incluso copiadas de ésta.

Baaghi 2
Acción por todo lo alto

Aunque nos hemos distraído y divertido bastante con ella, no creemos que Baaghi 2 sea una película que vaya a triunfar demasiado entre el público general ya que los que van a buscar una buena historia y una película completa, se encontrarán con una segunda parte con demasiadas incongruencias respecto a la primera y demasiado fantástica y exagerada; en el caso contrario, los fans de Shroff que ya sepan lo que van a ver y esperen acción por todo lo alto, se acabarán aburriendo con una larga primera parte hasta que llegue lo que estaban esperando, aunque quizás estos sean los que más disfruten porque, al tener sólo menos de una hora de acción en la película, ésta queda muy concentrada y nos ofrece a Tiger Shroff en su faceta más bestia, con una escena continuada más espectacular que la mayoría de lo que hemos visto hasta ahora en Bollywood; además, al tenerla justo en el final, te vas del cine con un buen sabor de boca y quizás hasta te has olvidado ya de la primera parte.

No decimos que cada una de las dos partes nos esté bien, las dos tienen su encanto para un público concreto y la verdad es que son muy disfrutables por separado, pero con la manía que tienen en la India de mezclar géneros en sus películas, intentando ofrecer romance, intriga, acción, bailes, etc. en sólo dos horas (o un poco más) acaban haciendo de muchas películas un batiburrillo sin un objetico concreto.

Sin duda lo mejor de la película es Tiger Shroff (Baaghi, Munna Michael) no por un gran interpretación, sino por ser un tío bueno con unas abdominales de hierro y por ser capaz de interpretar esas grandes escenas de acción dónde mezcla armas de todo tipo, artes marciales, etc. superando con creces a cualquier héroe actual de Hollywood.

En definitiva, una película que quizás aburrirá un poco a los amantes de la acción más pura en su primera parte, y que quizás es demasiado en su segunda parte para los que busquen una buena película con una buena historia; pero perfecta para triunfar en festivales o proyecciones de cine en la India (dónde la película es casi lo de menos) y para fans del Bollywood extremo.

  • Lo mejor de la película:

Ya no necesitamos ver ese anunciado remake indio de Rambo, lo acabamos de ver.

  • Lo peor de la película:

Aunque la historia esté bien, el guión da un poco de pena.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *