Chai lai angels: dangerous flowers, las tailandesas guerreras

Chai lai angels: Dangerous flowers

Seguimos con esa racha de películas asiáticas dominadas por mujeres guerreras, y esta vez nos desplazamos hasta Tailandia para ver una película de acción llamada Dangerous flowers (Chai Lai angels), o lo que es lo mismo, el intento de copia tailandesa de Los ángeles de Charlie; y lo decimos muy en serio, porque en un principio estaba destinada a ser la copia ilegal de la franquicia, pero debido al reducido presupuesto y a los recursos limitados se tuvo que cambiar de perspectiva y se acabó convirtiendo en una película de humor, cosa que nos alegra, porque al menos así hemos tenido algo de diversión al verla. Al final, tailandesas sexys, algo de acción y estupideces de esas que a veces son hasta difíciles de pillar.

Chai lai angels: Dangerous flowers
Las chicas en acción

El argumento es muy simple, hay un hombre que ha descubierto la localización de la mayor perla del mundo, pero no la revela a nadie; entonces aparece una organización criminal muy potente que está dispuesta a lo que sea para conseguirla y venderla al mayor postor. Básicamente, su idea principal es la de raptar a la hija para que hable, pero con el problema de que ni él ni la hija piensan hablar de ninguna manera, y el añadido de que hay una organización secreta que intentará impedir sus planes; y esta organización está formada por cinco chicas sexys, expertas en artes marciales y cada una con algún punto fuerte. Las chicas no son muy eficaces, así que los malvados acaban capturando a la niña e incluso al novio de una de ellas, pero ellas no paran de luchar por conseguir su misión.

Y cuando decimos que el argumento es muy simple, no es sólo porque sea típico y poco trabajado, sino que también insinuamos que en esta película casi ni se piensa en que tiene que haber un argumento y éste es casi adivinado por el público, entonces la mayor parte del metraje se basa en largas secuencias de acción y en tonterías una detrás de la otra; así las pocas escenas de diálogo sirven sólo para introducir las secuencias de acción, ya sean de pelea, persecuciones, disparos… incluso ni para eso, ya que son como unos chistes o gags de humor que relajan el ritmo antes de volver a empezar con lo bueno, pero que poco te cuentan de lo que necesitas.

Si estamos hablando de una película que mezcla acción y humor, tampoco queremos que penséis que es ninguna maravilla en ninguno de estos dos campos. Las escenas de acción son bastante patéticas, realizadas a base de planos muy cortos y cambios muy rápidos de plano, con lo que nadie se tiene que aprender ninguna coreografía, ni demostrar sus habilidades de ninguna manera, incluso los efectos especiales quedan muy disimulados; pero tampoco nos enteramos bien de cómo va sucediendo la batalla. Eso sí, todas las batallas nos sirven para ver a las chicas semi desnudas o en posiciones de escándalo para impresionar al personal masculino y aquí es dónde está el punto fuerte de la película (sin llegar a enseñar nada que nos e pueda ver en horario infantil, no creáis…). Y en cuanto a las escenas de humor, pues todas están compuestas de chistes fáciles y lo más tontos posible (bizcos, travestis, golpes tontos…).

Chai lai angels: Dangerous flowers
Y en modo sexy

Sin duda lo que más nos ha gustado de la película, es su estilismo que, aunque no sea nada del otro mundo, sí que tiene algunos momentos espectaculares, tanto en posturitas, como en vestidos o armas (y es que hay escenas con cualquier tipo de arma que existe), y también al contrario, todo muy ridículo o extremamente con pinta de malo para los malvados de la película, creando un contraste muy fuerte y cómico. Aunque sólo en estilo, ya que, por muy bien que luchen las chicas y parezca que siempre ganan, de alguna manera siempre acaban cagándola y perdiendo par que la trama pueda avanzar como estaba previsto, aunque quede demasiado falso.

Y a esto ayudan unos protagonistas guapos (tanto las chicas, como los pocos chicos buenos que hay), aunque no tengan casi ni idea de actuar. Y las pequeñas apariciones del secundario de lujo  Mum Jokemok (Ong Bak, The bodyguard) para alegrar aun más el tema.

El director Poj Arnon tiene ya toda una carrera en Tailandia habiendo filmado películas algo variadas, pero siempre con algunos temas en común, como son el escándalo, el humor, el travestismo…

En definitiva, más que una película, esto es una excusa para rodar algunas escenas de acción con chicas guapas (tiroteos, persecuciones, peleas con todo tipo de armas…) sin mucho sentido en general, pero algo divertida y disfrutable siempre que se tome como algo simple y sin ningún objetivo.

  • Lo mejor de la película:

Como siempre, chicas guapas repartiendo hostias.

El falso tráiler de la segunda parte, si la hicieran yo la vería seguro.

  • Lo peor de la película:

Pues no esperéis nada de ella para que no os decepcione.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *