El ataque del 3D en Flying swords of dragon gate

flying swords of dragon gate

Hay algunos directores asiáticos que siempre admiraremos, y que gracias a haber hecho grandes clásicos se han ganado un lugar en el hall of fame de nuestras vidas, sin embargo, muchos intentan adaptarse a los nuevos tiempos y tecnologías en el arte de hacer cine, algunos con mejores resultados y otros con peores. En este caso Tsui Hark ha intentado traer una historia de wuxia clásico, como es la basada en el Dragon Inn a los nuevos tiempos, usando incluso la tecnología 3D para hacer una nueva historia llamada Flying swords of dragon gate, también con un actor que solía ser de lujo como Jet Li. Os comentamos nuestras opiniones.

flying swords of dragon gate
Grandes efectos especiales

La trama no es un remake del clásico Dragon gate inn o de su secuela New dragon gate inn tal cómo pensábamos, sino que se trata más bien de una secuela o otra historia que sucede en el mismo lugar. Nos muestra una serie de personajes con distintos intereses e ideologías distintas: primero unos antisistemas radicales dispuestos a luchar y aniquilar a todos los gobernantes corruptos, después una concubina embarazada que se ha escapado y una guerrera letal que la ayuda, también los guerreros del Western Bureau encargados de perseguirlas y un guerrero enigmático que busca a los rebeldes para acabar con ellos; todos ellos acaban en una posada en medio del desierto al acecho y espera de que pase una gran tormenta de arena, allí también hay un grupo de bandidos tatuados capitaneados por una buena guerrera. Todos estos grupos y alguno más acaban coincidiendo de alguna manera y descubriendo que la tormenta mostrará un palacio dorado con un gran tesoro en oro y un secreto para ser el mejor en las artes marciales; pero antes tendrán que hacer alianzas y enfrentarse para sobrevivir.

La película empieza con unas buenas escenas de acción y lucha de Jet Li, también con unas tramas argumentales que parecen interesantes y que pueden dar mucho juego; pero al poco rato algunos personajes como Jet Li (que pensamos que sería el protagonista) van desapareciendo para volver al final, las tramas en lugar de coincidir en una central y bien pensada, siguen por sus caminos separados y todo se hace un poco monótono a pesar de las luchas que tienen lugar.

flying swords of dragon gate
Grandes personajes (y no son Jet Li)

No decimos que sea una mala película, la verdad es que es algo entretenida para pasar una tarde, pero que nadie se espere un nuevo clásico como sus predecesoras ni una fantasía al estilo wuxia espectacular; tampoco os esperéis un gran espectáculo de artes marciales, lo único que podéis esperar es una historia y realizaciones correctas.

Nosotros hemos visto la película sin el 3D, que supongo que será el principal añadido, pero entre eso (se nota que está hecha para esa tecnología con todas las cosas que saltan y las armas que van hacia la pantalla), el abuso de CGI, que no son nada malos, pero se ven poco integrados, y las luchas que se basan más en los efectos especiales y de cámara que en una buena coreografía; decimos lo mismo que a la gente de Hollywood, que no basta con espectacularidad en los efectos especiales, si no está acompañado del resto de elementos.

Y recordamos que ha sido dirigida por Tsui Hark, un gran experto en el género wuxia, director de Zu guerreros de la montaña mágica (tanto la antigua como la moderna), de la saga Swordsman y productor de maravillas como Una historia china de fantasmas o la propia New dragon gate inn; pero es una de esas personas que si siguiera con sus antiguos métodos e historias triunfaría mucho más que intentando cosas nuevas para aprovechar las nuevas tecnologías.

Y lo mismo tenemos con Jet LI, un gran actor y luchador de su época, pero aquí, al igual que nos pasó con The sorcerer and the white snake, actúa solo como reclamo para llamar a las masas, ni demuestra todo lo que sabe hacer, ni siquiera aparece en la totalidad del film.

En definitiva, un nuevo wuxia que para nada mantiene el espíritu original del género, intentando solo maravillar al espectador con un exceso de efectos especiales y con una gran campaña de marketing.

  • Lo mejor de la película:

Algunos personajes realmente carismáticos, como la jefa de los ladrones tatuados

  • Lo peor de la película:

El abuso de los CGI que a veces hasta se ven demasiado falsos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *