Wu Xia nuevas clásicas artes marciales

wuxia

Últimamente se está llevando mucho en el cine oriental (sobretodo en China) eso de recuperar el estilo clásico de hacer cine y trasladarlo a los medios actuales o a nuevas historias que puedan gustar al público moderno, supongo que para tener un cambio y porque todo el mundo está con lo de “antes se hacía mejor cine”; pues hoy os traemos una de estas películas, des de Hong Kong, Wu Xia intenta recuperar el clásico estilo de artes marciales (usando a Donnie Yen) añadiendo algo más para ser más interesante, pero con el mismo estilo de las películas clásicas.

Wu Xia
La primera parte de investigación

La historia trata sobre un humilde trabajador de un pequeño pueblo de China, con su familia, su jornada de trabajo y querido por muchos; cierto día, dos tipos llegan al pueblo buscando problemas y dinero, y en cuanto se tropiezan con este trabajador e intentan reducirlo, éste con una gran suerte los mata a los dos; se descubre que eran dos asesinos buscados por la ley y el asesino es tratado como un héroe, pero hay un investigador que sospecha de él y lleva a cabo un análisis exhaustivo de los hechos, descubriendo que no había sido tanta suerte, sino que el aparentemente inocente pueblerino es un experto en artes marciales y digitopuntura perteneciente a un antiguo clan de asesinos; a partir de entonces, se esforzará por encontrar pruebas para demostrarlo y para poder detenerlo, pero no será el único que vaya tras él, los antiguos miembros de su clan también lo buscan después de haber cambiado de identidad y escapar.

En la primera mitad de la película, tenemos los hechos en si (una escena de lucha aparentemente torpe), y la investigación en la que se irá repitiendo la misma escena con algunos ligeros cambios a medida que se vaya descubriendo la verdad; pero ya después de la primera hora empiezan a aparecer más personajes y Donnie Yen se tiene que enfrentar con ellos, llevando a la película a otro nivel y empezando la parte de acción más radical y de artes marciales con gran maestría, durante esta parte también hay algún momento más de parón, pero tiene alguna lucha que realmente os encantará.

A decir verdad, todo el estilo de la película es bastante artístico, usando unos tonos sin mucho colorido y con algunas cámaras lentas y algún otro efecto realmente bien conseguido, también la historia, aunque no sea nada del otro mundo, está bien lograda, dando algún giro inesperado y manteniéndose bastante interesante; sin embargo el conjunto final de la película no acaba de convencer, el principal motivo es el de dividir la película en dos mitades, una primera de investigación bastante lenta y una segunda que empieza con unas peleas frenéticas y va cambiando de ritmo, estos cambios tan irregulares hacen que se vea la película muy fragmentada y algo inconexa (aunque la historia conserva su sentido) y que no se pueda disfrutar como lo haríamos con una auténtica película de artes marciales en la que se van alternando parte de trama y parte de luchas para mantener la tensión en todo momento.

wu xia
Los grandes enemigos: Kara Hui

Como hemos dicho ya, la parte técnica está muy bien conseguida, tanto en fotografía, como en post producción, etc. Y es que la película ha sido dirigida por un veterano del género como Peter Chan (que ya nos gustó en trabajos como The warlords) y que ha producido una gran cantidad de obras maestras. Tampoco en la parte de actuación tenemos ninguna queja, tanto por parte de Donnie Yen (que como ya hemos dicho alguna vez, no usaríamos nunca de la vida para papeles dramáticos, pero para cualquier arte marcial es perfecto), como por parte de Takeshi Kaneshiro (el investigador) de Acantilado rojo o La casa de las dagas voladoras que si que se lo trabaja algo más y hace un buen papel y aporta algo más de profundidad.

En definitiva, un trabajo bien realizado y con toques clásicos, con una buena dosis de artes marciales hecha y coreografiada por un maestro como Donnie Yen, pero con alguna carencia de ritmo que la hace menos espectacular y no consigue mantener una atención constante durante las dos horas de duración.

  • Lo mejor de la película:

Las luchas de Donnie Yen y las espectaculares coreografías (sobretodo contra Kara Hui), esta vez usando más los puntos de presión que las patadas brutas.

  • Lo peor de la película:

Tanta repetición de escenas en la primera parte y alguna de las imágenes del corazón y las venas deteniéndose.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *