El gore tailandés de Meat grinder

Meat grinder

Otro de los títulos míticos del cine asiático extremo es Meat grinder, una auténtica aberración de Tailandia en la que se mezclan a partes iguales los sentimientos más profundos con el gore más bestia. Nos ha sorprendido porque nunca habíamos visto nada igual, los splatters son trepidantes y divertidos y el terror asiático suele ser pausado e implícito, pero esta tiene un poco de cada lado.

Meat grinder
A veces no aparenta lo que es

La historia es bastante simple, trata sobre una mujer con bastantes traumas del pasado, desde el trágico parto de su hija, el abandono de la misma por parte de su padrastro que la regaló a un desconocido, la traición de su marido por irse con la niñera y alguna cosa más. Pues esta mujer vive ahora muy sola con un carrito de noodles que heredó de su madre y con bastantes problemas económicos, hasta que decide montar su propio restaurante en lo que era su casa. Todo esto con otra historia cruzada que es la de un chico que ayuda a los revolucionarios tailandeses a manifestarse contra el gobierno, que pierde a un amigo y lo va buscando, que da con la protagonista y se hacen muy amigos. Pensaréis que todo está bien, que más bien parece un drama corriente, pero lo que no hemos contado aun es que esta mujer vive de secuestrar a la gente que puede, de preparar su carne con especias y de una forma muy especial mientras aun están vivos, y de acabar sirviendo la carne de los muertos con los noodles, lo que los hace muy sabrosos y todo el mundo quiere repetir. Como no, el chico acabará descubriendo su secreto e intentará que se entregue a la policía.

Y nada más empezar, ya tenemos una de las escenas más impactantes de toda la película cuando, sin saber ni siquiera de qué va la trama o conocer a ningún personaje veremos como la mujer coge a un hombre y lo clava con clavos al suelo después de cortarle una pierna para que no escape. A partir de allí se irán sucediendo las escenas más bestias y explícitas de gore, con los sentimientos de los personaje y la historia contada a base de flashbacks, todo de un modo muy peculiar.

Como hemos comentado ya, la película está contada de un modo muy tranquilo y bastante lento, si te lo paras a pensar, incluso dando más importancia a los sentimientos que  ala parte gore en sí, que parece puesta ahí casi sólo como excusa para darle algo de emoción y diferenciarla de otros dramas, centrándose en las dos historias cruzadas y en sus protagonistas, mucho más en la mujer y en todos los problemas que ha tenido en el pasado y que la han empujado a hacer lo que está haciendo actualmente, sobretodo con muchos flashbacks que interrumpen la historia sin avisar y cambiando del color al blanco y negro o incluso al efecto de película antigua y desconcertándonos un poco, pero también en la del chico y en la de los sentimientos que deben tener todos los que pierden a alguien en Bangkok (que se ve que son muchos) y en su búsqueda desesperada sin ningún resultado, sólo con malas noticias.

Meat grinder
Pero tiene unas escenas realmente duras

Sin duda, para ser una película de bajo presupuesto, tanto la dirección, como la fotografía está perfectamente coordinada, y se consigue, casi sin efectos de maquillaje ni prótesis demasiado espectaculares, un resultado muy convincente, aprovechando las luces, los decorados, etc. para crear un ambiente muy opresivo, una tensión muy grande y para infundirnos una sensación de asco y terror muy difícil de conseguir hoy en día cuando en el cine está casi todo visto y la mayoría sólo se valen de mejorar los efectos especiales respecto a las películas anteriores. La película consiguió sufrir de una gran censura en su país debido a sus escenas de mutilaciones.

El director Tiwa Moeithaisong ha dirigido unas pocas películas de bajo presupuesto en Tailandia, pero también ha trabajado como director de fotografía en algunas más conocidas, como Raging Phoenix, Bangkok kungfu o Bangkok love story; esta vez realiza las dos funciones y se nota al ser la fotografía quizás el punto más fuerte de la película.

En definitiva, una película de terror con guión de drama muy trágico, con un ritmo lento y a veces desesperante, pero llena de gore y con un ambiente desagradable y opresivo muy bien conseguido.

  • Lo mejor de la película:

Esa escena inicial, hay otras salvajes, pero empezar una película de esta forma…

  • Lo peor de la película:

Los actores, sobretodo la protagonista que no cambia la cara en todo el rato.

1 thought on “El gore tailandés de Meat grinder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *