Meatball machine, el splatter cyberpunk

Meatball machine

En nuestra búsqueda de bizarradas asiáticas, hemos topado con Meatball machine, una película muy extrema que aunque tenga algo de nombre en Japón, aún no conocíamos; es todo un splatter de esos de toma pan y moja, sin ninguna concesión e intentando ser todo lo raro y bestia que puede, con una ambientación muy cyberpunk. Dirigido por un viejo amigo de Katanas y colegialas con un presupuesto muy bajo, pero que no cabe ninguna duda de que al menos llega a impactar al público.

Meatball machine
Cyborgs guerreros

Empieza con el típico chico japonés, tímido, sin llamar la atención en ningún sitio, solitario, casi ni sus compañeros del trabajo lo conocen, enamorado de una chica, pero sin atreverse a decirle nada… bueno, supongo que ya os hacéis a la idea y todos tenemos en mente como son este tipo de personas. Pues un día encuentra un extraño aparato y lo deja en su casa para ir investigando que es; justo el mismo día en que ve a la chica de sus sueños por la calle, la salva de un acosador y la lleva a su casa, se declaran que se gustan uno al otro, y entonces el artefacto salta del armario, posee a la chica y la convierte en un cyborg sediento de muerte. Se ve que hay una raza alienígena que lanza estos artefactos/seres tentaculares para ir convirtiendo a los humanos en cyborgs y que luchen y se maten entre ellos; hay un tipo que ya lo sabe, los persigue para darles caza y advierte a nuestro protagonista de que no hay solución y que tiene que matar a su novia. El chico se convierte en medio cyborg también y los dos luchan hasta que uno de los dos vence al otro.

La película proviene de un corto, dirigido por Jun’Ichi Yamamoto, en el que se nos presentaba la situación dándonos bastante caña, pero de un modo muy amateur y casi insoportable. Esta película es el intento de convertir un corto amateur en cine asiático extremo, no creando una buena película, pero mejorando esa cutrez del corto, con algo de efectos visuales, sin tantos cortes, intentando contar algo más de historia, dándole un aire romántico-dramático… pero en realidad sin aportar nada nuevo respecto al corto, manteniendo el guión idéntico a éste. También existe un corto como complemento de la película, mejor realizado y mucho más bizarro y bestia, pero sin ningún tipo de sentido ni razón de ser, sólo para dar más cine extremo. Os dejamos los dos cortos al final del post, al menos con ellos os podréis reír un rato; casi os podríamos recomendar más los dos cortos que la película en sí, el primero por la risa que nos da esa cutrez y efectos de estar por casa, y el segundo por ser realmente extremo, un splatter como Dios manda, producido por el mismo Yudai Yamaguchi, dirigido por el maestro Yoshihiro Nishimura y con la actuación de la grandísima Asami, eso si que es para no perdérselo.

Meatball machine
Y unos seres repulsivos

La película en sí empieza confundiéndonos y nos pensamos que es todo un manifiesto cyberpunk, al estilo de Tetsuo, sin diálogos, lenta y espesa, con una historia un tanto extraña, pero llena de significado y con unas mentalidades difíciles de comprender; pero rápidamente nos damos cuenta de que no es eso, sino que se trata de un splatter más y no uno de los buenos, sino uno sin nada de gracia y con una historia que si fuera por tonta pasaría, pero al intentar meter romanticismo, tensión dramática y algo de misticismo se sobra mucho por todas partes; casi la salvan los efectos especiales y de maquillaje de Yoshihiro Nishimura, que consigue crear un auténtico “bloody disgusting” que a veces hasta nos parece algo asqueroso a nosotros, que ya estamos acostumbrados a sus locuras.

El director, como decíamos es el conocido Yudai Yamaguchi (Versus, Ykuza weapon) acostumbrado a hacer películas con mucha acción mezclada siempre con algo de gore, pero aquí se ha pasado un poco y casi todas las escenas sin acción se hacen lentas y faltas de gracia y de sentido, se nota bastante que ha sido el intento de alargar un corto sin añadir nada más, estos experiemtnos casi nunca funcionan bien.

En definitiva, tenemos aquí un splatter cyberpunk, con mucho gore y bastante acción, pero que decepciona bastante como película completa, que intenta buscar un significado a sus actos sin conseguirlo. Pero con dos cortos realmente geniales, el primero por malo y divertido y el segundo por splatter de los más animales que hemos visto nunca.

  • Lo mejor de la película:

Pues los cortos que la acompañan.

  • Lo peor de la película:

Haber destruido de esta manera lo que podría haber sido una buena idea.

Corto original:

https://www.youtube.com/watch?v=LKVgGhOuzEU

Meatball machine: reject of death

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *