Interchange, conociendo la mitología Malasia

Interchange

Pocas veces tenemos la oportunidad de ver películas de países asiáticos que no sean los más comunes; pues ahora hemos podido ver Interchange, una co-producción Malasia/Indonesia que además conforma una representación de cine de género de esa zona del pacífico, mezclando en la misma obra un thriller de investigación con una trama más mística o mitológica y con algunos toques de terror paranormal. No es que sea una gran obra de arte, ya que tiene un presupuesto muy limitado y unos actores sin demasiada experiencia, pero comparado con el cine que hayamos podido ver de esa región asiática, nos ha parecido al menos interesante.

Interchange
Un poco de terror

El protagonista es un fotógrafo forense, ya retirado porque ha tenido problemas emocionales después de algún caso muy fuerte; ahora se pasa los días en casa dedicándose a fotografiar a sus vecinos; pero un día un policía amigo suyo lo convence para que le ayude en un caso y vaya con él a hacer la fotografías de un asesinato. Después de más de un día de trabajo, se dan cuenta de que se trata de una serie de asesinatos con unos rasgos comunes: en todos los escenarios del crimen se encuentran con unas plumas y unos cristales. Después de estudiar un poco el crimen, descubre que los cristales son los que eran usados antiguamente para hacer fotografías y las plumas, las de un tipo de pájaro que sólo se encuentra en la selva de Malasia; lo que coincide con algunas imágenes algo extrañas que está viendo en casa de una de sus vecinas. Al final todo resulta ser un ritual de esa mujer junto con un compañero que parece ser un ser mitológico, que están luchando por su herencia cultural y por buscar la salvación de las almas de una antigua tribu perdida.

En un principio la película tiene forma de thriller, más bien algo psicológico, pero sin pasarse, un simple caso policial con un protagonista con una personalidad más bien extraña, con muchos problemas emocionales y con una ambientación algo difusa. Sin embargo, ya para la mitad de la película, vemos que entran en juego  muchos más elementos extraños, incluso algo paranormales y se mezcla una trama mitológica (suponemos, tampoco conocemos la mitología de Malasia) que hace que ya no sea un simple caso policial, sino que se convierte en algo más profundo y mucho más complicado.

Así, durante la película se van mezclando dos ambientaciones y concepciones de la realidad: una es la de la ciudad moderna, muy escéptica y dónde nadie conoce a nadie ni se preocupa por nada que no sea él mismo, tal y como la conocemos actualmente y que sería aplicable a cualquier gran ciudad del mundo; la otra es la de la mitología, las creencias profundas, las civilizaciones antiguas, los paisajes exóticos, etc. que representa también un poco la parte soñadora que tenemos todos dentro. La dos partes se van combinando paralelamente durante toda la película, con unas transiciones a veces muy sutiles y otras muy realistas.

Interchange
Seres paranormales

Casi que así parece toda una obra de arte, pero la película también tiene algunos fallos muy importantes que la hacen resultar como algo más amateur, con un buen guión, pero con una forma fallida; y es que además de algún fallo de guión, que no es fallo del todo, pero sí se nota que hay muchas cosas cogidas por los pelos, que están allí sin ninguna razón lógica, tan sólo para justificar la continuidad de la trama y los pasos de un ambiente al otro; también el ritmo es algo fallido, haciéndose la película algo pesada, cosa que no sería mala en otro tipo de película, pero la verdad es que ni la imagen, ni la música, ni tan sólo el argumento da para estas características, incluso alguna escena que tendría que ser de acción o contener algo más de movimiento, se hacen largas y monótonas.

Como hemos dicho, todo el quipo, tanto técnico, como de actores, son bastante novatos o han participado en películas de baja producción, y esto se deja notar en una película con bastantes carencias.

En definitiva, una película con una historia interesante, incluso con una ambientación y una concepción que nos han atraído bastante, pero con algunas deficiencias técnicas que la hacen difícil de ver. Para ser una película Malasia, consideramos que está bastante conseguida.

  • Lo mejor de la película:

Nos encanta la parte final de la historia y como queda todo resuelto.

  • Lo peor de la película:

A parte del ritmo, algunas escenas son bastante pesadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *