Katanas y colegialas

Tu comunidad de cine asiático extremo

GgYubari On February - 9 - 2012

Seguimos con el cyberpunk de la mano de Mamoru Oshii, y después de Avalon os hemos querido traer algo que está directamente relacionado. Hemos visto Assault girls y aunque muchos piensen que es una secuela de Avalon, concretaremos que no se trata de eso, simplemente es una partida en el juego creado para Avalon, aunque en otro módulo que no es el de guerra entre jugadores llamado (f). Sin embargo, si que diremos que es una secuela, pero de dos cortos que se hicieron para presentar a los personajes y la modalidad de juego de esta película (podéis verlos en nuestro reportaje de Mamoru Oshii); y esto se ajusta muy bien al comentario que os hacíamos en nuestro reportaje de Mamoru Oshii en el que os decíamos que lo que pretende él no es narrar sólo historias, sino crear universos enteros dónde incluir sus aventuras.

 

Assault girls

Las chicas jugando

Como ya hemos dicho, la historia representa una partida (o un par) de unas personas muy concretas en el módulo de juego Avalon (f), en el que los jugadores luchan contra enemigos, en este caso contra gusanos de arena tipo Dune. Los protagonistas son tres bellas chicas, cada una con su propia personalidad y con unas habilidades mejores que otras y un aventurero no muy agraciado; la trama es fácil, el objetivo es superar un nivel de desierto en el que tienen que destruir un jefe final, y sólo podrán hacerlo si combinan sus esfuerzos.

No os asustéis al empezar la película, porque antes que nada nos encontraremos con una introducción narrada y casi sin imagen de 10 minutos contándonos cómo se originó y que representa el juego de Avalon en la sociedad; esta introducción nos sirve para ver que la película pertenece al mismo universo que Avalon y para contarnos cosas sobre el juego que en la anterior no nos habían dicho, pero que se podrían ahorrar porque ya las habíamos supuesto.

 

Esta película llega en respuesta al éxito de Avalon y de la expectación que generaron los dos cortos anteriores; a juzgar por la anterior película, podríamos esperar de ella que sea algo ideológico y profundo, abarcando temas que quedaron colgados; pero no es así, más bien sigue el rastro de los cortos y nos proporciona entretenimiento visual con mucha acción y unas bellezas en pantalla que alegran a cualquiera (Rinko Kikuchi, Meisa Kuroki y Hinako Saeki).

Sigue con la misma idea de que jugar puede significar mucho dentro de una sociedad decadente, pero va más allá haciéndonos ver que para saciar la falta de relaciones sociales en el mundo, los juegos tienen que ser lo más sociales posibles. También nos remarca que es el juego el que domina a los jugadores y no al revés, estando este a servicio de quienes lo programan y lo utilizan para sus propósitos. Pero aquí se acaba toda la crítica, en ningún momento vemos la realidad y como el juego afecta a las personas cuando están fuera de él.

 

En el apartado técnico podemos apreciar una fotografía muy cuidada, con poco color (de nuevo casi blanco y negro), pero con unas imágenes muy intensas en todo momento. Seguimos disfrutando de largas panorámicas de relleno y de algunos planos que no tienen ningún sentido.

 

En definitiva, que nos encontramos más delante de un buen espectáculo visual que de otra cosa, una película con mucha acción, chicas guapas, armas, equipo y mechas muy molones incluso algo de humor (no demasiado); pero en ningún momento podemos apreciar la reivindicación y el sentimiento cyberpunk que teníamos en Avalon. Un entretenimiento asegurado durante la hora y poco de duración.

 

  • Lo mejor de la película:

Como no, por parte de Mamoru Oshii el diseño de personajes, equipamiento, armas, mechas, etc.

Y por parte de las chicas, su sola presencia con estos trajes y estas armas, aunque no sean grandes actrices, nos alegra.

 

  • Lo peor de la película:

Alguna escena muy repetitiva que utiliza para dar énfasis, pero que es un poco innecesaria, así como algunas panorámicas o detalles de naturaleza (un caracol, unas flores…) sin eso, la película casi habría sido un cortometraje.

 

 

Categories: Películas

Leave a Reply

Featured Posts

The mole song

The mole song o el Miike más loco de este año

Ya es un habitual de cada año en el Festival de Sitges tener una o dos películas del gran Takashi Miike, y normalmente hay al menos una de las dos que es una completa locura; hoy os hablamos de The mole song: Undercover agent Reiji, una divertida aventura de yakuzas con las situaciones más locas [...]

Killers

Asesinos en serie y snuff movies en Killers

Hay pocas veces que suceda este fenómeno que debería ser más normal, pero esta vez pudimos ver una película asiática de terror en el Festival de Sitges. La película era Killers, una historia de asesinos en serie Indonesia de la mano de los Mo Brothers, unos directores de los que habíamos visto pocas cosas anteriores, [...]

Thermae_Romae_2-p1

Más romanos japoneses en Thermae Romae II

Hemos visto en el Festival de Sitges algunas películas que nos hacían mucha ilusión y otras sólo por que sí, la de hoy es de estas segundas; se trata de Thermae Romae II, el live action de esa historia de romanos y japoneses con mucho humor del que ya habíamos visto la primera parte. Ésta [...]

Torture club

Sexo de colegialas japonesas en The torture club

No suele ser muy normal que en festivales de cine encontremos películas como ésta, pero la película que os queremos recomendar hoy es en realidad un porno suave de colegialas japonesas sexys, se llama The torture club y tuvimos el placer de ver este pinku en el Festival de Sitges, no es una gran película, [...]

Live (Raivu)

Live, la carrera de la muerte de Iguchi

Hay años en los que el splatter japonés pasa inadvertido en España, pero no se si se debe estar poniendo de moda otra vez o qué, pero este año hemos tenido la oportunidad de ver las dos películas que ha rodado nuestro maestro Noboru Iguchi en pantalla grande; y en esta ocasión hemos visto Live, [...]

The target

The target, un thriller coreano del montón

Este año empezamos el Festival de Sitges con un thriller coreano, porque a decir verdad, había unos cuantos para ver, y sin referencias de cual podía ser bueno o malo. El primero fue The target, que sin saberlo se trataba de la versión coreana de una película de cine negro francesa llamada À bout portant [...]

Search my site

Twitter Updates

No public Twitter messages.
Follow us