Legend of the demon cat un wuxia tranquilo pero fantástico

Legend of the demon cat

Esta semana la queremos dedicar a algunos de los wuxias más recientes, empezando por uno que ha triunfado bastante en el reciente Far East Film Festival (al que por desgracia no hemos podido asistir este año). Nos hace bastante ilusión porque Legend of the demon cat, además de ser una de las mayores producciones del año (a nivel económico) se trata de una coproducción entre China, Hong Kong y Japón, y de la unión de las tres mayores cinematografías asiáticas sólo pueden salir cosas buenas. Ya os avanzamos de que no es cine extremo del que solemos reseñar, sino más bien un wuxia de tipo detectivesco fantástico un poco al estilo de Detective Dee, si le quitáramos todas las escenas de pura acción y artes marciales, pero también tiene sus partes muy interesantes y por eso os lo queremos comentar.

Legend of the demon cat
Dos buenos protagonistas

La historia empieza cuando un monje japonés es enviado a un palacio de china para atender a un emperador que se supone que está poseído y lleva mucho tiempo sin dormir; el monje llegará demasiado tarde como para poder impedir su muerte, pero descubrirá algunas cosas que le harán interesarse por el caso y empezar un investigación, entre ellas el haber notado la presencia de un gato negro en la habitación cuando en todo el palacio no había felinos. La investigación lo hará unirse a un poeta de la corte, que lo llevará a un burdel dónde se juntan todos los soldados por las noches y dónde verán al gato negro en acción, aterrorizando a la tropa entera, arrancando los ojos a alguno y escapando sin que nadie pueda hacer nada; también se alarmarán por el envenenamiento mágico de una  de las prostitutas. Cuando empiecen a atar cabos, entre los dos descubrirán que todo el caso está relacionado con unos escritos de la corte de hace 30 años, así como con algún tipo de magia que está presente en todo el lugar; hablando con distinta gente y presenciando en persona (gracias a la magia), conocerán todos los acontecimientos que tuvieron lugar en el pasado, la mayoría de ellos relacionados con un caso de amor muy poderoso, una traición y unos hechizos mágicos que hicieron que la venganza llegara hasta el tiempo actual.

La verdad es que la película cabalga perfectamente entre dos tiempos: la actualidad (de ese momento) y los acontecimientos sucedidos treinta años atrás; pero lo hace de una manera muy curiosa, sin utilizar flashbacks y sin dedicar cada parte de la película a uno de los momentos; sino utilizando la fantasía y los elementos fantásticos para transportar a los protagonistas hacia momentos pasado y escenas importantes que deberían ver, estando allí pero sin estar, dejando al público curioso sobre que clase de magia es esa que domina el mundo.

Legend of the demon cat
Unas escenas muy cuidadas

La mayor baza de la película es sin duda su ambientación, hablando tanto de unos escenarios increíbles, reproduciendo la antigüedad perfectamente, pero con muchos elementos especiales y fantásticos que nos transportan hasta un mundo algo distinto (no mucho) en el que la magia y otras muchas cosas serían posibles. No sólo los escenarios, sino que toda la fotografía es impecable, haciendo que la narración se vuelva mucho más interesante y dirigiendo los ojos del espectador hacia dónde el director quiere que miren, así como ayudando a crear ese ambiente fantástico que tanto nos ha gustado.

En cuanto al ritmo de la película, no diremos que es malo o que el director no ha sabido conjugarlo, tan sólo que es algo lento para los que, como nosotros, hayan acudido a esta película buscando un wuxia tradicional; pero en realidad para tratarse de una historia romántica, como realmente es la película, es bastante potente, dando mucho interés a todo lo que sucede, en especial a algunos momentos, que no podemos decir que sean de acción tal y como la conocemos por otras películas asiáticas, pero en los que el director sabe hacer que el espectador se meta de lleno en lo que pasa y se emocione junto con sus personajes. Por supuesto, como Katanas y Colegialas hemos encontrado a faltar algunas luchas o algunas escenas de pura acción que no habrían desentonado nada con la historia general ni con el resto de las escenas y le habrían dado algo más de garra.

El director es Chen Kaige (experto en dramas de época como The promise o Monk comes down the mountain), pero aquí se le ha dado un presupuesto mucho más alto de lo normal y ha hecho muy bien en gastarlo construyendo una ciudad entera para que la ambientación fuera perfecta y no se viera nada irreal. Como actor destacado tenemos a Shota Sometani (Parasyte, The virgin Psychics) al que hacía tiempo que no veíamos porque se estaba dedicando ala comedia romántica, pero que siempre suele gustarnos.

En definitiva, una película con una historia muy interesante mezclando trama de detectives con fantasía y una historia de amores y desamores bastante potente, pero por encima de todo con una ambientación perfecta, muy realista y llena de magia al mismo tiempo, aunque encontremos a faltar algo de acción.

  • Lo mejor de la película:

Algunos momentos realmente mágicos gracias a sus escenarios, colores y movimientos.

  • Lo peor de la película:

La animación del gato, bastante falsa en contraste con el resto de la película.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *