Los romanos/japoneses de Thermae Romae

La película de hoy, aunque sea japonesa (y en muchos momentos no lo parece), quizás no es todo lo extrema que suelen ser las películas que os comentamos, sobretodo últimamente; pero Thermae Romae es un live action muy entretenido, divertido y hecho con muchas ganas y por eso hemos decidido unirlo a las películas de nuestro blog. Aunque a primeras parezca una tontería y una no muy buena idea, por favor quedaros con nosotros porque consideramos que de verdad vale la pena mirarla.

Thermae Romae
Una película de baños públicos

La historia se centra en la antigua Roma y sigue la vida de un diseñador y arquitecto de baños termales, una de las diversiones más queridas por los romanos; pero se está quedando estancado y cada vez acuden menos a él para los nuevos trabajos, hasta que un día que acude a unos baños con un amigo, se mete debajo del agua y se escabulle por una grieta hacia el actual Japón, más concretamente a unos baños públicos. Al principio estará desorientado, pensando que ha ido por debajo tierra hasta los baños de los esclavos, pero en seguida ve que se trata de una civilización muy avanzada y se da cuenta de todos los avances que tienen en tema de baños.- Cuando regresa a su tiempo, los aplica a unas nuevas termas, lo que supone toda una revolución y con lo que gana tanta fama, que hasta el emperador se queda maravillado y quiere contratarlo para hacer sus baños particulares. En cada trabajo, él se bloquea, pero entonces vuelve a la edad actual y va aplicando los avances en cuestión de bañeras, lavabos, spas, etc. a su época; también se da cuenta de que cada vez que regresa, hay una chica japonesa que está allí, y ella se queda prendada de él, cogiéndolo como héroe de los cómics que dibuja e incluso llegando a aprender latín para poder comunicarse. Al final la chica acabará viajando a la antigua Roma y entre los dos ayudarán al emperador a ganar la guerra y a conseguir una gran fama en el futuro.

Cuando empieza la película, ni nos imaginamos que es japonesa, ya que está rodada en unos estudios italianos con decorados muy bien logrados de la antigua Roma, y el protagonista parece tan occidental como nosotros, pero rápidamente vemos que sí que es japonesa, tanto por el primer viaje a Japón, como por ese sentido del humor tan característico del país nipón y las muchas referencias a cultura asiática. Como siempre, no hemos tenido la oportunidad de leer el manga en el que está inspirada la película, pero estamos seguros de que debe ser una auténtica locura, ya que con solo dos horas ya pasan muchas cosas, sin un momento de descanso y con algunas escenas en las que te quedas paradísimo, como en los viajes de un tiempo al otro, en los que sólo vemos a un hombre con traje en medio de la montaña cantando ópera, y en cada ocasión haciendo algo distinto.

Como decíamos, quizás es un sentido del humor muy japonés, completamente distinto del que hacemos aquí o en Estados Unidos, incluso difícil de coger en algunas ocasiones debido a que son referencias de cosas de allí, pero eso no le quita que no nos lo vayamos a pasar muy bien; incluso en un guión que puede parecer repetitivo, ya que lo único que hace es viajar adelante y atrás en el tiempo para lograr hacer cambios importantes, en cada ocasión nos sorprende, y no sólo por lo que suceda (que tampoco es tan transgresor), sino más bien por los personajes que aparecen (unos viejos que lo toman como un extranjero perdido y lo tratan como si nada) y por las emociones que presenta el protagonista (cada vez más alucinado con las cosas que para nosotros son tonterías).

thermae romae live action
El gran Abe Hiroshi

Sin duda esta película no sería lo mismo sin su actor principal Abe Hiroshi, todo un clásico ya del cine de humor y sobretodo del humor en televisiones niponas, él lleva todo el peso de la película, con sus expresiones tan cómicas como significativas, con su caracterización de occidental, con su gracia cuando va medio desnudo… en fin, un actorazo que acabamos de descubrir y que hace de la película lo que es.

El director, Hideki Takeuchi, también era desconocido para nosotros, y la verdad es que casi solo ha hecho televisión hasta ahora, pero le han dejado al mando de una gran producción como esta y de contentar a los fans del maga (que no son pocos), y creemos que ha salido triunfante, consiguiendo un buen resultado.

En definitiva, esta vez no se trata de nada extremo, sino de una comedia para toda la familia, sin embargo altamente recomendable y muy disfrutable, una idea bastante original llevada a cabo con buen gusto y un buen presupuesto.

  • Lo mejor de la película:

Abe Hiroshi, sin él esta película no sería nada.

  • Lo peor de la película:

Algún secundario como el que hace de emperador, es de risa o es así?

2 thoughts on “Los romanos/japoneses de Thermae Romae

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *