Zombie ass: Toilet of the dead, ya está todo dicho

Disculpadnos que vengamos dos días seguidos con el mismo director, pero además de creer que él lo merece, es que es la segunda película de Noboru Iguchi que nos llega este año, además de algunas piezas cortas suyas. Zombie ass nos vuelve a adentrar en el splatter más repugnante y sobretodo más bizarro venido de Japón, pero no de la manera que os pensáis, y es que aunque parezca que la nota dominante será un ataque de zombies, lo más destacado aquí es la escatología, y la necesidad de estar todo el rato enseñando culos y mierda, así, tal como lo decimos, pero sobretodo con muy buen humor y su especial toque sexy (para los que lo puedan encontrar dentro de este tema), lo decimos algunas veces, pero como nunca, esta es una película no apta para mentes sensibles..

Zombie ass
Esas colegialas japonesas…

Trata sobre un grupo de jóvenes (colegiales y colegialas) que van a pasar unos días al campo, a buscar un poco de naturaleza y diversión, la excusa perfecta para escapar de la civilización y tener un poco de sexo entre ellos. Las cosas se empiezan a torcer con el descubrimiento de un gusano dentro de un pez que habían pescado, y que se come una de las chicas, con la aparición de un zombie que muerde a uno de los chicos y con el descubrimiento de una casa que parece abandonada. Al ir al retrete de esa casa (por una necesidad imperativa), empiezan a salir zombies del retrete, llenos de mierda y acosando a los protagonistas, que se hacen fuertes dentro del edificio, allí descubren a un doctor que había estado experimentando con gusanos para salvar la vida de su hija y que ha creado a todos los zombies. Las cosas irán de mal en peor con la venida de más y más zombies, con los cuales tendrán que luchar, hasta acabar con los bichos un poco crecidos y con un monstruo final.

Zombie ass
Un poco cerdo todo ello

Con unos títulos de crédito muy setenteros, empieza esta bizarrada (y ahora sí que es bizarra de verdad), en la que solo se nos enseña jóvenes japonesas sexys; también toda la primera parte es la típica de un slasher con chicas guapas, hasta una colegialas karateka uniformada, un poco de sexo y un escenario apartado en el que cualquier cosa puede pasar. Pero más tarde nos damos cuenta de que todo es una excusa para asistir a una sesión, no de zombies ni asesinatos, sino de mierda, bichos y gente repugnante. Pero no se queda aquí la cosa, también tendremos mucho humor con los pedos por doquier y alguna escena pasada de vueltas. Y aun más, grandes escenas de lucha, protagonizadas sobretodo por una colegiala con el uniforme medio roto y enseñando las bragas a cada patada, algunas escenas más sexuales algo subidas de tono y una lucha final contra el monstruo digna de cualquier buen tokusatsu, con mucho humor y buenas patadas. Así que nos atrevemos a decir, que aunque a primera vista pueda parecer una asquerosidad que poca gente pueda aguantar, en realidad es una película que tiene ingredientes de todos los géneros, siempre con el toque especial del maestro Iguchi, que sabe dar algo a sus películas que nadie más es capaz de hacer.

La película se ve con un presupuesto bastante limitado, pero como siempre, esta gente de la Sushi typhoon, se las sabe apañar para que parezca mejor de lo que es en realidad, con los especiales efectos y maquillaje de Yoshihiro Nishimura y el saber hacer de Noboru Iguchi (sobretodo su originalidad en las ideas que tiene y como sabe lo que nos gusta a los que vamos a ver este tipo de cine). Con lo que podemos afirmar que sí, es una película de Serie B en toda regla, con los ingredientes más clásicos del género, pero también los más innovadores y en la que no se pretende más de lo que el espectador ya sabe, una hora y media de guarradas, sexo, patadas y mucha diversión.

Zombie ass
Unos actores de lujo… jaja

Sobre los actores, poco que decir; unas chicas bastante guapas y muy bien dotadas, pero casi sin experiencia en el cine, provenientes casi todas del mundo de las modelos japonesas; encabezadas por Arisa Nakamura y con algún viejo conocido de Iguchi como Kentaro Kishi (Tokyo Gore Police o Robogeisha) y la omnipresente en estas producciones Asami como una de las zombies principales. Tampoco eran muy importantes los actores en algo así, tan solo tenían que quedar un poco bien en pantalla, la película ya se aguanta por si sola. Y de Noboru Iguchi, que os vamos a decir ya, uno de los directores estrella de la Sushi Typhoon y creador de joyas como Machinegirl o Robogeisha.

En definitiva, una película de serie B con algunas delas cosas más asquerosas que os podáis encontrar, pero con muchas otras cosas buenas como sexo bastante explícito, peleas espectaculares al estilo japonés o bichos inimaginables contra los que luchar. Una joyita para los amantes del cine más bizarro de todos.

  • Lo mejor de la película:

Su protagonista colegiala, vestida con el seifuku y enseñando las bragas todo el rato.

  • Lo peor de la película:

No esperéis nada más de ella que lo que tenéis con el título y el trailer: zombies que salen del retrete.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *