Más live actions de ciencia ficción con Parasyte

Parasyte

Otro de los live actions que pudimos ver en el Festival de Sitges, algo de lo que habíamos oído hablar, pero que no nos esperábamos; Parasyte es la adaptación de una serie de comics / anime que teóricamente iba a ser una película japonesa de terror, con monstruos, aliens, mucha sangre, etc. pero que acabó resultando más algo de ciencia ficción que algo dentro del género de terror más puro; eso sí, sin dejar de lado los extraterrestres, una buena dosis de acción, un poco de tensión y algo de drama. Dos películas que abren y cierran una trama (aunque se quede un poco abierta) y que pudimos ver en forma de maratón en el festival. Como siempre, sin haber leído el manga, ni haber visto el anime, reseñamos el live action de forma más imparcial y sin ningún tipo de comparaciones.

Parasyte
Un alien adorable

La historia empieza cuando unos alienígenas empiezan a aterrizar en la tierra, pero lejos de lo que podamos pensar, no quieren dominar el mundo y hacerse con el poder, sino que son tan sólo unos refugiados en busca de alimentos. El problema es que esos alienígenas son parásitos y su forma de vivir es ocupar cuerpos humanos para pasar desapercibidos y alimentarse de otros humanos no ocupados por los de su raza. Los alienígenas entran hasta el cerebro por la oreja de sus huestes mientras están durmiendo, pero hay un caso en el que el hueste se despierta a media ocupación, la evita y hace que el alien entre por la mano, sin llegar a su cerebro; así la ocupación es parcial y el alien se queda sólo en la mano, desarrollando una personalidad propia e incluso su propia forma física dentro de ésta. Cómo hemos dicho, los aliens en realidad no son malvados, así que éste se acaba confraternizando con su hueste y a hacerle caso; juntos deciden acabar con los humanos dominados usando la inteligencia del chico y los poderes del alien, pero cada vez se irán metiendo más adentro de la trama hasta ver que incluso los dirigentes están poseídos por aliens. A esto se suma el trabajo de la policía que también busca a los invasores, pero sin muchas pistas ni recursos válidos.

El principio de la saga es bastante impactante, nos encontramos no sólo con una buena imagen y una acción dura, sino también con una idea más original de lo que parecía al leer un poco sobre ella.

Durante toda la primera película nos vamos entreteniendo de diversas maneras, conociendo a todos los personajes que participarán en la historia, con la situación que se está creando en la tierra sin que los humanos se enteren, viendo cómo evoluciona la relación entre el alien y el protagonista, viendo toda la estructura que están formando los aliens, con algunos de los aliens rebeldes a favor de los humanos… en general toda una historia que nos ocupará el metraje entero sin dejar descanso, incluso con demasiada información para el espectador. El problema es cuando llega la segunda película, en al que todo lo interesante ya se ha contado y se intenta utilizar esta parte sólo para una conclusión que tiene muchos puntos abiertos y que tiene que ir cerrando haciendo que todo encaje entre sí; la historia en esta parte se queda un poco corta para llenar una película entera y se tira mucho más de razonamientos que de hechos, repitiendo una y otra vez la máxima de la película, que consiste en ver quién es peor, los humanos que se destruyen entre sí ya  su propio planeta o los aliens que sólo quieren alimentarse y no hacen un daño significativo.

Parasyte
Unos buenos efectos especiales

Sin duda, la mayor gracia de la saga es la relación entre el alien y el protagonista, cómo ésta va evolucionando poco a poco y como se llegan a comprender perfectamente entre ellos; también la gracia que hace el propio alien, que en el comic puede parecer algo más bizarro, pero que en la película tiene un aspecto completamente cómico, y para terminar, las luchas contra los humanos poseídos, cada vez con mayores poderes, con unas buenas escenas de acción y aprovechando unos CGIs muy bien trabajados en todo momento; quizás la última lucha se hace un poco larga y pesada, cuando ya habíamos visto de lo que eran capaces y no nos muestra nada nuevo, sólo algo de acción, pero en general todo visualmente bastante atractivo, aunque conceptualmente acabe cansando después de tanto tiempo de metraje.

El director es Takashi Ymakazi (Space battleship Yamato, The eternal zero), quien ha hecho ya algunas películas de gran presupuesto y ya lo tiene por la mano, además es experto en efectos especiales; pero suponemos que le ha quedado grande lo de explicar la historia en dos partes, que con una sola le habría salido mejor. Y como actores queremos destacar al protagonista Shota Sometani (Himizu, The Wood job) que, aunque no tenga un papel muy complicado, lo hace con bastante gracia.

En definitiva, no sabemos si como adaptación de la serie funciona bien, pero hemos visto una gran producción, con unos efectos muy cuidados y unas buenas escenas de acción, lo que pasa es que al tener dos partes se llega a hacer bastante aburrida hacia el final.

  • Lo mejor de la película:

El alien protagonista es adorable.

  • Lo peor de la película:

No somos tontos, no es necesario que nos repitan tanto la máxima de la película, ni siquiera ponerla al principio de cada parte como resumen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *