Más peleas de estudiantes en Volcano High School

Nuestra película de hoy es una de esas que nos ha gustado porque sí, sin ninguna razón aparente, y es que si te paras a mirarla bien, más bien verás que tiene pocas cosas buenas, pero Volcano High school es una gran película extrema, que aunque parezca japonesa es coreana y que se ha hecho solo a partir de las referencias más importantes que ha tenido el director en su vida. Y si alguien se preguntaba por películas al estilo de Crows Zero, pues esta no llega a la misma altura ni por asomo, pero podríamos meterla dentro del mismo género, el de artes marciales en institutos, con los estudiantes más bestias de todos.

Nada más empezar, se nos cuenta la leyenda de cuando los institutos empezaron a ir mal y los estudiantes a revolucionarse, entonces hubo las guerras de los maestros y se creó un pergamino sagrado que otorgaría el poder a quien lo tuviera, por eso ahora todos los alumnos lo desean. Realmente, la historia empieza con un estudiante nuevo al instituto Volcano; nada más llegar se tiene que enfrentar con uno de los más duros del instituto al cual le demuestra su poder (que no es poco), a partir de entonces conocerá a una guapísima chica capitana del club de kendo, a un chulo capitán del club de halterofilia que se cree el dueño del instituto y que va atemorizando al resto de alumnos, pero que en realidad es bastante ridículo, al capitán del club de boxeo, que ve lo fuerte que es y quiere que se una a su club, y algunos otros extraescolares. Un día, el director sufre un colapso debido a un hechizo maléfico y el subdirector se hace con las riendas del instituto, aprovechando para buscar el pergamino e imponiéndose a los alumnos como no lo hacía el anterior director; tanto es así que llega a contratar a los maestros de la muerte, un grupo de maestros con mucha fuerza y poderes psíquicos para mantener a raya a los alumnos. El protagonista tendrá que aguantar los golpes de los clubes de extraescolares mientras soluciona la situación con estos nuevos profesores.

volcano high
El protagonista en plena acción

Cuando empieza la película, antes de los créditos, ya vemos que va a ser una película sobretodo extrema, con peleas de estudiantes, luchas de poderes psíquicos, intimidaciones, profesores contra estudiantes, personajes muy chulos, etc. Pero en la primera hora de metraje vemos más bien poco de esto, tan solo un par de luchas molonas y se dedica el resto a la presentación de personajes y a darnos mucha diversión, de ese humor absurdo que a veces ni lo pillamos, pero que en su mayoría nos hace reír como tontos. Ya en su segunda mitad, se dedica más a las peleas, se pone algo más seria (aunque sigue habiendo gags) y empieza con los efectos especiales y las luchas extremas para darnos algo de caña.

El estilo general de la película es muy anime, con planos muy picados o contrapicados, con paradas en las escenas para mostrarnos una buena imagen, con personajes de pintas y peinados extraordinarios y actitudes imposibles, música muy metalero para darle más leña al asunto, bastante oscuro en su totalidad (menos las escenas que son más de broma) y con actuaciones exageradas como si fueran personajes de dibujos. También nos recuerda en algunos momentos a series de institutos como Ranma (todo el rollo de los clubes para ver quien es más fuerte, las luchas en los pasillos, etc.) o a series de lucha como Dragon Ball (luchas de poderes con la destrucción total de los escenarios y enemigos que nunca caen por muy fuerte que les des), aunque también podemos ver otras influencias clarísimas de elementos actuales que le habrán gustado al director, como Matrix (con los profesores), películas míticas de ninjas (con las escena de la niña enseñando las bragas y llevándose al protagonista al bosque a luchar)… Sin embargo, cuando lo juntas todo para hacer algo muy molón, queda más bien una mezcla difícil de digerir, incluso difícil de entender cuando quiere meter tanta cosa y con pocas explicaciones; pero se trata sobretodo de un ejercicio de estilo y de artes marciales con mucho cable y efectos especiales para impresionar.

volcano high
Más personajes carismáticos

El director de esta mezcla es Kim Tae-Gyun, que hasta entonces había hecho muy poco cine, y que después de eso se dedicó más bien al cine romántico, así que tampoco sabríamos como meter esta película en su carrera, supongo que se trataba tan solo de un experimento.

Los protagonistas no son demasiado buenos como actores, sus personajes tienen cierto estilo y carisma, pero las interpretaciones podríamos afirmar que son algo más mediocres, sin embargo lucen bien con las pintas y las peleas: Hang Hyuk como protagonista (más afianzado en los k-dramas y como cantante), Shi Min-A es la chica (también cantante y ha salido recientemente en A bittersweet life) o Kim Su-ro, el que peor hemos visto y el que más ha triunfado como actor, el capitán del club de halterofilia.

En definitiva, una película sin mucho sentido (o ninguno), pero con un estilo muy especial (sobretodo parecido al anime) y llena de peleas que suceden en cualquier parte y momento, sin motivo ni aviso, simplemente un producto para amantes del cine cañero y que no quieran complicarse la vida.

  • Lo mejor de la película:

Aunque las luchas estén muy bien, nos quedamos con algunas bromas desternillantes.

  • Lo peor de la película:

No hay quien la entienda, hay que mirarla solo para reír un rato.

  • La anécdota:

En USA se dobló con las voces de los raperos más famosos: Method Man, Snopp Dog… y se cambió la banda sonora por Hip-hop, así los raperos daban a conocer su aprecio por las artes marciales y la película triunfó mucho más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *