Ni es samurai, ni es princesa: Samurai princess

Samurai princess

Otra vez queremos contaros algo sobre películas de splatter japonés, ese género tan radical y que tanto nos gusta tanto si está bien hecho como si no. Hoy una película llamada Samurai princess, como todas llena de sangre y peleas, también de mechas y otros monstruos diversos.

Samurai princess
La chica no está nada mal

Estamos en un mundo post apocalíptico (o eso parece), en dónde la gente muere con bastante facilidad y hay un artista con sus dos ayudantes que se dedican a recopilar partes de muertos y devolverlos a la vida con algo de tecnología, y por supuesto convertidos en una mezcla de mecha-monstruo-mutante. Un par de sus creaciones se desmadran y empiezan a matar a todo lo que se les pone por delante, entre ello a un grupo de 11 chicas jóvenes que estaban en el bosque inocentemente; pero el artista también las devuelve a la vida, mientras una monje le inserta al nuevo ser las almas y el rencor de esas 11 chicas. El ser resultante se unirá con otro mecha que también querrá vengarse de la pareja malvada y del artista, así juntos deberán ir luchando contra los malvados cada vez más fuertes y contra unos cazadores de mechas que andan por ahí buscando a sus presas.

El punto de partida de la película está bastante bien, es una idea algo original y con todo un mundo inventado a su alrededor, también el inicio de la película es espectacular, con una lucha demostrando los poderes de la chica y haciendo una auténtica carnicería con sus enemigos. Sin embargo, a medida que va pasando el tiempo, la película se va haciendo algo repetitiva y aburrida, olvidando sus tramas y pasando completamente de guiones para dejar al espectador tan sólo esperando a ver si ve alguna buena lucha entre mutantes.

No se exactamente si ha sido por la falta de argumento y coherencia, o por los efectos especiales de risa o por las luchas que no parecen ni luchas, pero la verdad es que ésta nos ha parecido algo floja, y eso que estamos acostumbrados a ver películas de este tipo… Supongo que aunque una película se base sólo en la sangre, las muertes y los miembros amputados, y la verdad es que de eso no le falta ni un pelo (hasta tiene los típicos chorros de sangre y maquillajes de Yoshihiro Nishimura), para que consiga captar la atención después de ver tantas películas parecidas, necesita algún punto de originalidad, unos personajes carismáticos o ser más desfasada que ninguna hasta el momento, de lo contrario se convierte en una película de sangre más, sin ningún atractivo especial.

Samurai princess
Y hay bastante gore

Y eso lo decimos después de comprobar que en realidad tiene sus momentos de humor con las cazadoras de inmortales, su momento sexual y bastante explícito y un estilo que no llega a ser estilo, pero que al menos se ve algo de ambientación.

Claro que enana festival y en pleno Japan Madness cambia la cosa, sobretodo cuando la gente se aburre y empieza a comentarla en voz alta para que nos enteremos todos, así sí que da más gusto verla, en el Retiro de toda la vida y con la misma gente de siempre.

El director de esto es Kengo Kaki, que aunque sea el escritor de la historia de Tokyo gore police, no ha dirigido nada más que esto, tan sólo algunos episodios diversos para la televisión. Podríamos destacar también a la actriz protagonista Aino Kishi, aunque más por guapa que por su actuación o por sus escenas de acción, y es que solía ser actriz de AV y actualmente ha protagonizado Mask the Kekou (la sexy Kamen rider).

En definitiva, un splatter más lleno de sangre, muertes, mutilaciones, miembros amputados, mutantes, etc. pero sin nada especial en realidad, supongo que impresionante para quien no ha visto nada de este género, pero algo monótona y sin interés para los que ya estamos acostumbrados a él.

  • Lo mejor de la película:

El póster es increíble, dan ganas de volver a verla.

  • Lo peor de la película:

El monstruo final, más que miedo o respeto, da algo de pena pobre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *