Nuevos maestros del taoismo en Arahan

Venimos con otra película de las que hemos llamado wuxias contemporáneos; esta vez venida desde Corea del sur y de nuevo mezclando los argumentos y puntos fuertes típicos del wuxia que todos conocemos, con otros elementos más actuales y unos escenarios y personajes completamente modernos; Arahan es la historia de unos maestros taoistas que buscan al elegido que salve al mundo, muchas artes marciales y poderes místicos en esta producción que no tiene desperdicio.

arahan
El policía atontao

Como ya hemos avanzado, trata sobre un grupo de maestros taoistas que viven en la Corea actual, intentando adaptarse a los nuevos tiempos y buscando alumnos para continuar con su legado y enseñarles a luchar y sus muchos poderes (levitación, correr por las paredes, golpes de energía…). Un día encuentran por casualidad a un joven policía con un gran potencial, acaban convenciéndolo de que estudie con ellos y al cabo de bastante tiempo se llega a convertir en un discípulo aventajado. En esas que al mismo tiempo, gracias a unas excavaciones, se despierta y desentierra a uno de los 6 maestros, que fue encerrado por ir en contra de la humanidad y buscar el poder máximo; éste irá a buscar a cada uno de los maestros taoistas para encontrar la llave que tienen escondida, y los irá matando uno por uno, hasta que al final se enfrentará con el joven policía que, durante la lucha descubrirá el auténtico significado del taoismo y desatará todo su poder.
Podríamos decir que durante la primera hora de la película, no sucede casi nada, a parte de presentar a los personajes y enseñarnos que es el taoismo y en que se basa, ni siquiera tenemos una pequeña idea de cual será la trama principal o qué nos podemos esperar de la película, eso si, en todo momento con mucho sentido del humor que nos hace olvidarnos de que puede ser una película con algo más que para hacerse unas risas. A partir de la segunda mitad, la cosa se pone algo más seria (aunque sin perder nunca las bromas y el sentido del humor), y además de desvelarse la trama y darle un sentido a la película, empezamos a ver artes marciales de verdad y ya podemos ver al protagonista con otros ojos (no como a un tonto). A partir de entonces, cada vez la película va a más, sobretodo en espectacularidad, incluso en algunos momentos vemos que quiere correr demasiado y recuperar todo lo que no ha hecho en la primera parte.

arahan
Ya en plena acción

Lo que podemos asegurar de esta película es que no os faltará entretenimiento, entre la espectacularidad de las luchas y de algunos de los poderes, y la gracia de las bromas (esas bromas tan tontas que hacen reír hasta a los niños más pequeños), tendréis diversión asegurada. También aseguramos que conserva los principios del género wuxia: la aparición de un malvado ser con poderes sobrenaturales, una persona corriente que se debe convertir en héroe para salvar el mundo, el despertar de nuevos poderes en esta persona, y sobretodo artes marciales, esgrima y energías psíquicas.
Y en todo momento tenemos un producción de un calibre importante: luchas muy bien coreografiadas, mucho cableado que nos recuerda a películas más antiguas, efectos especiales solo cuando es necesario y de una forma no demasiado destacada, sin abusar de la tecnología digital y, como en las buenas película de antaño, se demuestra una mejor ejecución en las luchas por partes de los mayores más que de los jóvenes.

El director es Ryu Seung-wan, fan del cine de acción de Hong Kong y responsable de otros títulos llenos de acción como Dachimawa Lee o City of violence, y que últimamente se está poniendo algo más serio con películas como The unjust. Y los protagonistas son Ryu Seung-beom (hermano del director y protagonista de muchas de sus películas además de aparecer en Sympathy for Mr. Vengeance o Doomsday book; y la chica es Yoon So-yi, que se hizo famosa gracias a esta película después de trabajar como modelo. Además de algunos actores más experimentados que, auqnue no tengan tanto protagonismo, son los que soportan el peso de la película en realidad.

En definitiva, una película divertida, llena de acción y luchas espectaculares, con una imagen muy buena y de calidad y con un argumento que no es nada especial, pero en general, en su conjunto, nos recuerda bastante la vieja forma de hacer cine wuxia en Hong Kong.

  • Lo mejor de la película:

Nos encantan los cables en las luchas, y aquí se abusa de ellos.

  • Lo peor de la película:

Para muchos el abuso del efecto “cable”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *