Sesión doble Giga tokusatsu: Gingasaijor y JK Rinne

Zen pictures

Hoy traemos un poco más de tokusatsu en Katanas y colegialas, y tal y como nos lo presentaron en el Festival Nits de Cinema Oriental, lo hacemos con una sesión doble de la Giga Pictures, más concretamente del sello Zen Pictures (ese un poco más para todos los públicos, con películas bastante contenidas). Las dos películas que vimos fueron Bright star sentai Gingasaijor (Burning Action Super Heroine Chronicles 35 -Gingasaijor) y Special agent JK Rinne (Burning Action Super Heroine Chronicles 36 -Special Agent JK Rinne); y tiene bastante sentido verlas juntas porque, tal y como nos dijo Domingo Lopez en su presentación, son dos películas hechas por el mismo director al mismo tiempo (para ahorrar algo de dinero: 2×1) y se nota bastante, sobre todo en los escenarios, que son exactamente los mismos en las dos películas.

Gingasaijor

Gingasaijor es un episodio de una serie más larga, por lo tanto, empieza de golpe, sin presentar personajes, ni situación, ni nada. Los protagonistas son un grupo super sentai muy clásico, cada uno con su color, su arma y ataque especial, etc. Ya al inicio, uno de sus peores enemigos se enfrenta a ellos y se las apaña para arrebatarles parte de su fuerza; una vez mermados, separará a los héroes, cada uno en una dimensión e irá lanzando ataques de sus subordinados, pero éstos se podrán zafar de todos. Al final, ya todos juntos de nuevo, recuperarán sus poderes y podrán luchar contra su enemigo final.

Gingasaijor
Alguna escena espectacular

Cuando os decimos que es muy clásico, lo es en todos sus aspectos, no se diferencia mucho de cualquier película sentai clásica y normal que hayamos visto antes. Eso sí, aquí tenemos una película que es pura acción, en ningún momento se entretienen con la historia o en definir a los personajes, si no lo pillas, es tu culpa… Lo que podremos ver en esta película es una constante lucha tras otra, en teoría, cada una mejor que la anterior.

La realización de la acción (que lo significa casi todo en la película), pues es un poco regulera, no por su bajo presupuesto (eso se nota en otras cosas, pero no nos ha importado lo más mínimo), sino básicamente por sus actores, que son más aspirantes a idol, que actores de verdad, y mucho menos expertos en artes marciales. La única que destaca es la que va de rosa, a la que se le nota muchísima más experiencia que a sus compañeros, por eso se le da un papel con algo más de protagonismo (aunque su personaje no lo debería tener), pero es que cualquier escena en la que predomine ella, gana muchísimo respecto al resto.

JK Rinne

La segunda película es JK Rinne, que trata sobre una colegiala que empieza regañando a un compañero por fumar (ya que era un falso vendedor de droga), pero más adelante se confirma como una agente especial que en realidad está persiguiendo a un cartel de la droga muy importante y, ayudada por el chico del principio, desatará toda su furia y alguna arma secreta no sólo para encontrar a los traficantes que mataron a  su padre, sino también para luchar contra todos ellos uno a uno, cada vez contra soldados más fuertes hasta que llegue a enfrentarse con el jefazo.

JK Rinnne
Una acción muy decente

Esta película nos ha gustado bastante más que la anterior, no sólo porque su protagonista sea una colegiala (y ya sabéis que esto es lo nuestro), ni porque se le vayan viendo las braguitas blancas cada vez que pega patadas (¡!!), sino porque su protagonista tiene algo más de idea de como estar en pantalla y de como rodar escenas de acción, con unas luchas bastante decentes. También hay un poco de historia (mínima), que nos ayuda a pensar que no estamos viendo una película vacía solo con una pelea tras otra.

Con un poco de humor y algún personaje secundario para que no sea ella delante de la cámara todo el rato, con tres cambios de escenario (nave industrial, parque y tejado) y un presupuesto muy reducido, consigue que disfrutemos durante su corta duración; un buen ritmo y bastantes escenas de acción, qué más podemos pedir.

En definitiva, dos películas tokusatsu de bajo presupuesto y de carácter más bien juvenil o familiar, pero llenas de acción. Para los que estén acostumbrados a las películas de Giga, encontrarán un poco más de los mismo (que no decimos que sea malo, es una apuesta segura), para los que no, puede que les sorprenda lo que se pueda hacer con poco dinero y muchas ganas. Al final no son peliculones, ni salvarán el día a nadie, pero son cortas y con un ritmo genial, perfectas para pasar un rato.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *