Sexo ochentero en Sexy battle girls

Acabamos esta semana especial erótica (quizás más bien porno) con una película algo más viejuna, aunque no por eso peor. En realidad la primera que os reseñamos de la firma Pink Eiga y que tiene algunas delicias como esta en su colección. Sexy battle girls es todo lo explícita que alguien podría desear (siempre dentro del contexto asiático) y con un look muy pinky violence con algún toque que nos recuerda también a la serie Sukeban Deka, una película de la que no esperábamos ni una cosa, ni la otra; es sin duda una cinta de bajo presupuesto, pero digna de ver y bastante divertida en algunas ocasiones.

Sexy battle girls
La colegiala con su arma favorita

La protagonista es una chica a la que su padre le ha puesto un ingenio mecánico en las partes para darles la habilidad especial de dejar estéril a cualquier hombre después de practicar el sexo con ella; más adelante veremos que ha hecho esto para vengarse de alguien que le robó a su mujer. Pero aunque la razón principal de la película sea esta, no es la más original, la gracia viene cuando ella va a un instituto femenino en el que se encuentra con la mala de turno (la jefa de las chicas que no hacen bondad) y que tiene un ataque especial lanza bolígrafos; con la hija del decano, que le dice que se ha enamorado de ella; y hasta con una trama de prostitución en el instituto con la que dan las chicas a personalidades políticas, etc. (os suena esto?). La acción transcurrirá poco a poco entre polvo y polvo, pero no dejaremos de tener peleas entre colegialas, amigas que se vuelven enemigas, enemigas que se vuelven amigas, sexo, detectives metiendo las narices, recuerdos del pasado, más sexo… y al final la chica buscará la venganza para su padre a la vez que intenta descubrir la trama de prositución del instituto. A que parece que la película lo tenga todo?

No hay nada que nos atrape más de esta película que su inicio, con una escena de sexo que no sabemos ni de dónde viene, pero que es muy pero que muy caliente, más tarde nos van contando las tramas, que se van ampliando después de cada polvo, pero sin complicar demasiado la cosa, tampoco. Como comprenderéis es una película de sexo, pero no por eso deja atrás el resto de cosas que la hacen atractiva: escenas de pelea, colegialas ochentenas con faldas largas, escenas no sólo de sexo, sino también sugerentes, pichas de plástico, peleas femeninas…

Sexy battle girls
Mucho más sexo del que pensáis

Sin duda técnicamente no es gran cosa, tampoco es lo que buscábamos en una película de estas características, pero las escenas de sexo están muy bien realizadas, sabiendo ser lo más sensuales posibles y subiendo el tono hasta el máximo de lo posible sin enseñar las zonas más íntimas femeninas (ya sabéis que en Asia esto no se lleva mucho, menos aun por aquella época); con sexo por dinero, violaciones, sexo con juguetes, cuerdas…

Además de todo el sexo que queramos y de llegar  atener una historia que contar, nos han encantado algunas escenas tremendamente divertidas, no sabemos si a propósito o el director buscaba otra cosa y con ese presupuesto es lo que encontró; tales cómo los lanzamientos de bolígrafos, el arma de la protagonista, el artilugio incomprensible que lleva en la entrepierna, o el falso pájaro del director del instituto.

En definitiva, una película erótica (pornográfica) muy subida de tono (sobretodo en su época), llena de colegialas haciéndolo con mayores, pero también con mucha acción y peleas entre polvo y polvo, con un buen recuerdo de la pinky violence y muy divertida en algunas de sus partes, sobretodo para los fans del género.

  • Lo mejor de la película:

El arma/juguete de la protagonista con consolador incluido.

  • Lo peor de la película:

Esas gafas del director del instituto, que le quitan toda la sensualidad de la película.

  • Podéis ver esta película y otras del mismo estilo gracias a la distribuidora Pink Eiga, que nos trae una excelente selección de género con streaming en su web.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *