The golden monk, vuelve el wuxia de Hong Kong

The golden monk

En el Festival Nits de Cinema Oriental es obligatorio cada año (y es algo que agradecemos profundamente) incluir un wuxia actual, ya se bueno o no tanto, al menos nos vamos enterando de cómo evoluciona el género. Este año hemos podido ver The golden monk, una película de Hong Kong con un estilo más de wuxia clásico que de las típicas historias fantásticas que se hacen actualmente en China, con tramas súper complicadas incluyendo dioses y monstruos de su cultura popular que sólo ellos conocen y basadas tan sólo en ofrecer un espectáculo de efectos especiales CGI para demostrar lo avanzados que están los cineastas del país.

The golden monk
Un personaje femenino muy potente

Es la historia de dos dioses, el Niño dorado y Jade que, después de un amor prohibido son expulsados del mundo de los dioses para aterrizar a la tierra en cuerpos humanos y estar condenados a no encontrarse y, por supuesto, no amarse durante 100 vidas enteras. Pero el amor de Jade es muy fuerte y aunque en cada vida cambian de cuerpo y personalidad, ella no deja de buscar a su media naranja por todo el mundo. Actualmente el reside como monje y ella es una cazademonios junto a una ayudante, aunque en realidad los caza para conseguir los componentes necesarios para su máquina que le permitirá dar con el Niño dorado allá dónde se encuentre. Gracias a encontrarse luchando contra un monstruo, a la ayuda de un monje y a la máquina que Jade estaba preparando, se dan cuenta de quiénes son y de lo que representa su amor, pero antes de poder olvidarse de todo y vivir juntos y felices tendrán que hacer frente a una nueva amenaza para la Tierra, un demonio malvado con su horda de monstruos.

Nos encontramos delante de un wuxia bastante completo, incluyendo unas excelentes escenas de acción, mucha fantasía, algo de romance y bastante humor; una mezcla de géneros bastante bien equilibrada para crear una película a gusto de cualquier tipo de público (que sea amante del género, claro está; los fans de las grandes producciones de acción de Hollywood no encontrarán aquí lo que buscan). Aunque como en la mayoría de producciones asiáticas, volvemos a tener la película muy dividida en dos partes, una primera con mucha narración, una bonita historia, todo el humor concentrado, etc. y una segunda parte (quizás algo más corta) dónde empieza realmente la lucha contra los malvados y que se basa casi totalmente en escenas de acción y de lucha sin descanso y sin demasiadas justificaciones.

En conjunto nos ha gustado bastante la película, no sé si porque realmente tiene atractivo o por nuestra afición al género y las pocas producciones que podemos ver actualmente que no sean simples películas de acción chinas, lo que hace que esperemos cada una de ellas con mucha ilusión.

The golden monk
Situaciones muy divertidas

La primera parte es genial, fácilmente podría haber sido sacada de cualquier wuxia de los ’80 o ’90, con una historia más que interesante, que mezcla el mundo humano, con el de los dioses y con monstruos que van de uno al otro y súper hombres (en este caso súper mujeres) que los tienen que combatir; con un sentido del humor muy chino, lleno de referencias a otras películas conocidas, personajes muy estrafalarios, y malentendidos de risa; pero también con un ritmo brutal, todo tan rápido que reclama la atención plena del espectador y con unas escenas de acción de coreografías espectaculares, aunque en esta ocasión debemos decir que los efectos digitales patinan un poco respecto a lo que estamos acostumbrados últimamente, pero personalmente no es algo que nos importe demasiado si la historia es buena.

Respecto a la segunda parte de la película, la cosa ya cambia completamente y ahora sí que se empieza a convertir en la típica película china llena de CGI, con poco más que luchas y en las que ni siquiera aparecen actores, sino que todos los personajes están creados digitalmente, y eso nos fastidia un rato porque se está cargando todo lo bonito de la historia en pos del puro espectáculo para las masas ávidas de la más nueva tecnología.

De todos modos, se nota que la película ha sido hecha por un experto en el tema como Wong Jin (From Vegas to Macau, Treasure inn) con una gran filmografía como actor y director que abarca desde la más pura comedia, hasta grandes películas de acción y sobretodo la mezcla entre estos dos géneros.

En definitiva, un wuxia más que correcto y si no el único, uno de los únicos que realmente recuperan el género tal y como lo conocíamos en los ’90 que hemos podido ver este año. No pasará a la historia y quizás será olvidada en poco tiempo, pero sin duda es una película llena de humor, acción y romance que hará las delicias de cualquier amante del género.

  • Lo mejor de la película:

Una historia original sin demasiadas complicaciones. Una protagonista femenina con mucho carácter.

  • Lo peor de la película:

Que últimamente este género acabe derivando siempre a lo mismo: luchas entre personajes infográficos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *