The legend of the Stardust brothers, un videoclip enorme

Legend of the stardust brothers

Hoy tenemos una pequeña curiosidad para vosotros, que pudimos ver gracias al Festival de Cine de Sitges, y que debemos agradecer enormemente, porque es una de esas rarezas que si no es aquí, sería muy difícil ni que nos hubiéramos enterado de su existencia, ya que se trata de una película de los ’80 que fue bastante ignorada (al menos a nivel internacional) y que ahora se ha recuperado un poco como cinta de culto. The legend of the Stardust brothers es un musical japonés que trata de poner un disco entero y seguido en imágenes para contar una historia (más o menos), un poco en el mismo estilo de lo que hizo Leiji Matsumoto con Interstella 5555, para que os hagáis una idea, pero lo hace con todo el estilo y la movida pop de los ’80, pareciendo mucho más a una mezcla de todas las películas que hicieron en su tiempo The beattles. Una mezcla muy curiosa, en definitiva.

Legend of the stardust brothers
Unosprotagonsitas de la época

La historia trata de dos cantantes muy distintos que se quieren hacer famosos; uno de ellos muy comercial y cantando para un público más bien pijo, mientras que el otro intenta ser un rebelde de chaqueta de cuero, pero se acaban haciendo la competencia y convirtiéndose en enemigos. Hasta que un día los llaman a los dos desde una discográfica muy misteriosa, sin decirles para que; cuando llegan allá, además de conocer a una chica que les encanta, pero que también quiere ser una cantante famosa; les reúnen para decirles que van a ser la nueva sensación de la música japonesa, que no tienen que preocuparse por nada, pero que deben formar pareja y cantar juntos; al principio no les gusta, pero acaban accediendo y contratando a la chica de manager. Después de triunfar como banda, se darán cuenta de que no todo es tan fácil y de que hay mucha gente que no los quiere ver en la cima, por eso tendrán que escapar de ellos como sea, incluso usando estrafalarios inventos llenos de magia.

Como hemos dicho, la gracia principal de la película es poder crear una historia con las canciones de un disco, sin cambiar el orden de éstas, usando una especie de videoclips con muy poca trama entre ellos y teniendo en cuenta que las letras de las canciones deben dar el significado más importante a la película. Lo bueno es que el disco ya se creó teniendo un poco la idea en la cabeza de que tenía que contar una especie de historia, aunque fuera un poco psicodélica, que a veces se basa en la psicodelia, el surrealismo y la magia para hacer coincidir todos estos temas, y que nos damos cuenta de que muchas introducciones están algo cogidas por los pelos. Pero nada de eso importa mucho, porque estamos delante de una película de humor algo absurda y, como se suele decir, aquí todo vale.

El humor que profesa es un poco tonto, basándose en chistes fáciles y mucho humor físico, en personajes muy tontos que siempre hacen lo menos adecuado para el momento y que no piensan en nada de lo que hacen o dicen y en meter de vez en cuando alguna paranoia que deje al espectador con el culo torcido.

Legend of the stardust brothers
Imágenes muy psicodélicas

Todo con un aspecto muy de videoclip (y es que no podía ser menos tratándose de una sucesión de videoclips) que ayuda a dar esa ambientación tan ochentera y que la fiesta no decaiga en ningún momento, cogiendo un ritmo muy bueno (que no demasiado rápido) para acabar de una forma previsible, pero excelente.

Y qué decir de la música, por supuesto a nosotros nos ha encantado, mezclando distintos estilos de lo que se hacía en la época (imitando a algunas bandas famosas la mayoría de las veces), pero sin salirse del pop más comercial.

Todo esto fue dirigido por Makoto Tezuka (hijo del Dios del manga), que en su época universitaria se mezclaba con bastantes creativos distintos y se tropezó con Haruo Chikada que había hecho el disco en cuestión y le propuso un proyecto que le llegó a interesar lo suficiente como para crear una película completa en la que eligieron a los dos cantantes del disco como protagonistas en vez de intentar reclutar a actores que pudieran hacerlo mejor.

En definitiva, como mínimo representa una curiosidad muy interesante para ser vista por todo el mundo; para los que se interesen por la película en sí, pues muy musical, con un estilo muy ameno y sobretodo muy divertida, con un humor absurdo bastante sorprendente (sobre todo por la época en la que se rodó).

  • Lo mejor de la película:

Diversión a raudales, no puedes dejar de reírte.

  • Lo peor de la película:

Que no te guste este estilo de música.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *