The story of Ricky, lo más radical

story of ricky

La película que os comentamos hoy es una auténtica película asiática extrema, sin un género concreto dónde emplazarla, pero con elementos de los géneros más radicales: acción, gore, artes marcialesThe story of Ricky se supone que es un live action del manga Riki-oh, no hemos visto nada del manga, pero creemos que es incluso mucho más bestia que la película. Esta producción de Hong Kong tiene todo lo que le han enseñado sus predecesoras.

story of ricky
Ricky, el más salvaje

La historia es bien sencilla, el protagonista es Ricky, alguien con una fuerza sobrehumana desde que nació y que, intentando hacer el bien, mata un yakuza y es encarcelado por ello. Llegará a una cárcel privatizada dominada por un alcalde sustituto con aires de grandeza y un grupo de 4 presos matones que tienen a todo el mundo aterrorizado. Ricky después de demostrar quién es y de lo que es capaz en la cárcel, se deberá enfrentar con los 4 matones, el sustituto y con el propio alcalde por su vida y por proteger al resto de presos.

Pero no os equivoquéis, que esta no es una típica película de cárceles, esta es toda una demostración de brutalidad y violencia explícita, en la que el protagonista tendrá excesivas luchas contra sus enemigos, a los que acabará descuartizando con sus propios puños; llena de sangre y de intestinos y en la que la acción no faltará ni un momento.

Con unos personajes sacados directamente del manga, todos ellos muy exagerados, incluso con la inclusión de un monstruo; y con una historia simple pero contundente, la película se nos presenta como una hora y media de diversión sin pausa, perfecta para todos los amantes del cine extremo.

story of ricky
Unas muertes bestiales

Técnicamente y vista ahora, la verdad es que se ve algo pobre, seguro que en su momento fue lo más; igualmente se agradecen esos efectos especiales artesanos y todos esos maquillajes y casquería. Las artes marciales también podrían estar mejor dirigidas y coreografiadas, pero al menos las tenemos presentes.

Y en cuanto guión, pues la película carece de uno, pero que queréis, es una película de artes marciales gore! Acaso también esperáis que tenga guión?

El director es Lam Ngai Kai (Erotic ghost story), que nos demuestra aquí su habilidad para rodar películas de acción de esas que no dejan ni un descanso y para hacer temblar todo el cine.

En cuanto a su actor principal, Louis Fan (Fan Siu Wong) es conocido por aparecer en películas de artes marciales, lo hemos visto en la saga Ip Man y en Flying swords of dragon gate.

En definitiva, casi un clásico del cine asiático extremo, una película que ningún fan de lo más radical, de las artes marciales o de las películas gore se debería perder.

  • Lo mejor de la película:

Realmente es imposible no disfrutar con algo así, muy bizarro y salvaje.

  • Lo peor de la película:

Alguna escena de amor demasiado pastelosa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *