Tokyo ghoul, un live action gótico y sentimental

Tokyo Ghoul

Esta semana en Katanas y colegialas seguiremos con algunos live actions más o menos de actualidad, ya que es un género que últimamente está dando mucho juego en Japón; si los otakus consumen grandes cantidades de anime, y es factible llevarlo a imagen real, porqué no hacerlo? Hoy empezamos con una novedad que pudimos ver recientemente en algunos cines de España: Tokyo Ghoul, una película de vampiros algo peculiares que en su versión manga y anime tuvo bastante éxito entre los más jóvenes y algo góticos, quizás en imagen real pierda bastante su espíritu original, pero como siempre, al no haber visto el original, no estamos en disposición de hacer comparaciones.

Tokyo ghoul
Buenas escenas de acción

Imaginaros un mundo en el que los vampiros cohabitan con los humanos, pero nunca van de superiores, ni siquiera se dejan ver, sino que se mezclan entre ellos y cazan por necesidad, sólo para alimentarse y en cuotas para que la población humana no varíe ni se percate de que están allí; por supuesto también habrá quien lo haya descubierto y una organización se dedicará a intentar encontrarlos y cazarlos. El protagonista es el típico joven japonés adicto a los libros y sin ninguna esperanza de ligar, hasta que encuentra a una chica que le hace caso y acaban saliendo juntos; ella resulta ser un Ghoul (cómo se llama esta clase de vampiros) y al final de la cita intenta comérselo con la mala suerte de tener un grave accidente que la mata, salpicando de sangre infectada al chico. A partir de entonces él se convierte en medio ghoul, con la misma necesidad de sangre, pero sin ningún conocimiento del mundo de estos seres; así que poco a poco se va metiendo y tropezando con algunos enemigos, hasta que llega a una cafetería dónde ayudan a los ghouls necesitados como él, se acaba juntando con ellos y tendrá que esquivar y luchar contra los humanos que los están persiguiendo.

Aunque parezca una película seria y poco original, su gracia reside en el tipo de vampiros que nos encontramos, muy alejados del concepto europeo original e intentando crear una nueva mitología en la que los vampiros son como personas normales, sólo que necesitan alimentarse de sangre y sólo se reproducen entre sí, nunca por intercambio de sangre (excepto la excepción de esta película, que fue un accidente); y por supuesto su manera de atacar, ya que cada uno de ellos tiene unos atributos especiales o una especie de apéndices monstruosos que les salen del cuerpo y con los que son más fuertes que nadie. Para hacerlo más interesante, la organización que los caza, ha ido robando y adaptando estos apéndices de los ghouls que ha matado para luchar contra otros de la misma especie; así el momento cumbre de la película será, como siempre, al lucha final entre los ghouls protagonistas y los miembros de ésta organización.

Tokyo ghoul
Unos personajes muyn normalitos

La película en sí no es tan espectacular ni llena de acción como pueda parecer por el trailer o por lo que os acabamos de contar; por supuesto tiene sus buenas escenas de acción sin las que el público más joven se podría llegar a aburrir, pero no se basa en esto, sino que es más bien una película gótica y triste, hablando de lo que sienten los propios ghouls al estar marginados de esta manera y las relaciones que hay entre ellos. Así que no esperéis el típico ritmo de live action, muy parecido al del cómic y con capítulos llenos de acción que nos van llevando poco a poco al enemigo final, sino que tendremos algo más lento y reflexivo, no aburrido para los que no conozcamos la historia, pero quizás no es lo que quería el fan del manga.

Con unos efectos especiales que representarán la parte más fuerte de la película, la verdad es que unos CGI de gran calidad, pero quizás no muy bien integrados con la imagen real, lo que los hace poco creíbles, pero pensando que nos encontramos en una historia completamente fantástica y fuera de cualquier similitud con la realidad, no nos supone un gran problema.

Por supuesto, con unos protagonistas que como personajes son básicamente anticarismáticos, con una gran falta de personalidad, pero hecho expresamente porque es lo que muchos jóvenes buscan hoy en día. Y con unos actores para interpretarlos bastante correctos, tanto Masataka Kubota como Fumiga Shimizu, muy conocidos en Japón por Doramas o series tokustasu.

En definitiva, creemos que como película tiene su encanto y originalidad, contando una historia nueva y aplicando buenas escenas de acción allí dónde toca, pero sin ser una típica película sólo de acción, sino moviéndose más bien hacia el gótico; como live action no sabemos si habrá convencido a los otakus.

  • Lo mejor de la película:

Que llegue a ser completamente distinta de los live action que hemos visto últimamente.

  • Lo peor de la película:

Que por sí sola se queda un poco a medias, sería necesaria una continuación para completarla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *