Zu warriors, Tsui Hark versionándose a si mismo

Zu warriors

Nos encantan casi todas las películas que pertenecen al género del wuxia, incluso las que se están haciendo en estos últimos años para hacerlo resurgir. Hace poco, el gran Tsui Hark decidió hacer una versión de una obra suya y volvió a rodar Zu warriors (The legend of Zu), una película que en los ’80 triunfó mucho y que se ha convertido en una de nuestras favoritas (Zu guerreros de la montaña mágica); estas dos versiones mantienen aproximadamente la misma historia, pero hay muchísimas diferencias entre ellas; podríamos decir que la primera fue uno de los grandes wuxias de la época dorada del género, y esta más moderna, incluso podríamos titularla “el día en que Tsui Hark descubrió los efectos digitales modernos”, pero no estamos diciendo que sea mala o que descuide el guión, ahora lo veréis.

Zu warriors
Personajes místicos

La historia sucede en Zu, las montañas místicas dónde se dice que habitan dioses y humanos súper poderosos que custodian el bien de la Tierra; todo empieza el día en que un demonio llamado Insomnia quiere venir a la tierra y conquistarla, pero los señores de Zui se dan cuenta de ello y mandan a sus mejores discípulos para luchar contra él, King sky y Red; pero ellos dos fallan en su cometido y el demonio consigue abrir una brecha al inframundo que le dará más poder. A partir de entonces se dan cuenta de que la única solución es combinar la Espada del cielo y la Espada del trueno para crear el arma definitiva, pero sus portadores no están bien sincronizados, la combinación falla y uno de ellos muere. Es entonces cuando Red (que estaba custodiando la apertura) es poseído por el demonio, el cual ya tiene un cuerpo con el que enfrentarse a King sky, y el portador de la espada trueno resucita, pero sin memoria, por lo que habrá que entrenarlo. Con el maestro de Omei fuera buscando otra espada poderosa, se las tendrán que apañar para derrotar al demonio tanto espiritualmente como físicamente.

La myor diferencia de las dos versiones de esta película radica en que la clásica era un wuxia en clave de comedia, con demonios, seres sobrenaturales, poderes y armas especiales, pero que narraba las aventuras de dos humanos que se encuentran en medio de todo este follón y sólo quieren sobrevivir, pero que antes tendrán que pasar por mil aventuras (ya sabéis, esos wuxias que se hacían antes que tenían un poco de todo); en cambio, en esta nueva versión ya casi ni vemos a los humanos, son los seres sobrenaturales los que dominan la historia, y con ellos perdemos todo el humor que podíamos haber disfrutado para intentar ofrecer algo muy épico y espectacular, con una buena historia igualmente, pero perdiendo ese espíritu que tanto nos gusta a todos de las películas de los ’80.

Zu warriors
Grandes armas

Des del primer momento, la película no te deja tregua, no es que tenga un ritmo exageradamente alto, sí que tiene sus peleas y sus escenas de acción rápidas y brutales, pero más bien nos referimos a que no hay ni un momento de descanso, que si te despistas durante más de 2 segundos (seas cuales sean) ya te has perdido una parte importante de la trama, y es que suponemos que las casi dos horas de duración se le quedan muy cortas a Tsui Hark (y a nosotros como espectadores) para contar toda la historia y además añadir las luchas necesarias, casi habría sido mejor hacer con todo esto una mini serie, y la verdad es que es lo suficientemente épica como para eso y más.

A parte de eso, vemos que lo que se pretende en esta película es hacer un derroche de efectos digitales, ya que no hay ni un segundo en el que no aparezcan unos buenos rayos, un demonio, unos escenarios completamente digitales o miles de seres volando; y es que casi todo el gran presupuesto se gastó en esto, con un equipo inmenso de programadores trabajando en la película. También tenemos unas coreografías de excepción en todas y cada una de las luchas, en las que no solo se usan artes marciales, sino que se mezclan con las armas mágicas y aquí Yuen Woo-Ping (Fearless, Kill Bill, Tigre y dragón) hace un gran trabajo.

Zu warriors
Y mucho CGI

Que decir de su director Tsui Hark, creador de algunos de los mayores wuxias de la historia como Una historia china de fantasmas o Swordsman, tan sólo que esto fue el paso de cableados y efectos más clásicos a CGI y a partir de entonces se ha dejado un poco en sus películas para inundarlas de efectos especiales.

Y en cuanto a sus actores, todos perfectos para una historia de espadas, aunque requiere más kungfu que interpretaciones Ekin Cheng (Storm riders, The duel), Cecilia Cheung (Speed angels, Legendary amazons), Luis Koo (Dragon tiger gate, Overheard) y otros especialistas; con la intervención de Sammo Hung como estrella invitada (el único que ha repetido en las dos entregas).

En definitiva, que nadie espere nada parecido al clásico de los ’80 porque poco tienen en común, pero esta versión es puro espectáculo y pura épica, todo un derroche de efectos especiales en una historia increíble.

  • Lo mejor de la película:

Pocas ocasiones tenemos de presenciar algo así de grande.

  • Lo peor de la película:

El demonio final ha quedado un poco ridículo con todo lo que tendría que ser.
Pierde un poco cuando no la vemos en pantalla grande.

2 thoughts on “Zu warriors, Tsui Hark versionándose a si mismo

  1. Hombre, tanto como “Hace poco, el gran Tsui Hark decidió hacer una versión de una obra suya y volvió a rodar Zu warriors” ya debe hacer lo menos diez años! jejeje

    Yo esta la llegué a ver en su día en una sala cine comercial (Heron City)

    Yo quiero que ruede la segunda parte de The Evil Cult!!!!

    1. Nosotros también la vimos en pantalla grande, y al volverla a ver en casa, no tiene nada que ver, es una película para ver en el cine.

      Pues también nos encantaría poder tener un final para Evil Cult, que nos quedamos con las ganísimas de ver acabar ese peliculón, pero a estas alturas, me parece que va a ser muy difícil.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *