El soldado más extremo en Yakuza weapon

yakuza-weapon

Esta vez volvemos con una de las películas distribuidas por la Sushi Typhoon, ya sabéis, esos japoneses que sólo hacen películas lo más extremas posibles para exportarlas al resto del mundo, y os traemos la película más extrema del Japan Madness de este año en el Festival de Sitges; Tak Sakaguchi, que hace a la vez de director y protagonista de Yakuza weapon y que repite en la Sushi Typhoon después de dirigir una parte de Mutant Girls Squad y hacer varias apariciones en películas de sus amigos.

Esta película nos lleva a la vida de un ex-yakuza metido a comando en las guerrilas de Sudamérica, dónde con sus puños y algunas armas aniquila a todo el que se le pone delante; sin embargo un día se entera de la muerte de su padre (un jefazo de una gran familia yakuza) y decide volver a Japón para vengarle; después de atacar varios grupos mafiosos en busca de culpables y de su hermana secuestrada, encuentra al culpable y en una violentísima batalla contra su enemigo pierde, dejando atrás uno de sus brazos y una de sus piernas, pero despierta unos días más tarde con sus miembros amputados sustituidos por armas (un fusil en el brazo y un lanzamisiles en la pierna) que le ayudarán a ser mucho más mortal de lo que era. Después de probar sus nuevas armas y tener que luchar con un sinfín de enemigos controlados por su némesis, vuelve a enfrentarse con el asesino de su padre en una batalla mucho peor que la anterior.

yakuza-weapon
Sakaguchi a lo bestia!

La película sigue una progresión bastante peculiar, empezando con unas escenas súper divertidas y unas luchas a puño desnudo a saco, con un lucimiento del dominio de las artes marciales de Sakaguchi y una chulería insuperable. Cuando viaja al Japón, sigue con el mismo tipo de luchas, pero ya se pone más serio y violento, haciendo la película igual de animada pero quizás algo menos divertida. Y ya cuando tiene las armas en su cuerpo se vuelve una película de violencia extrema, tiros y explosiones, amenizada quizás por el tipo de enemigos a los que se enfrenta, incluyendo hasta una patrulla de enfermeras. Y cuando ya llegamos a la lucha final, nos encontramos con dos adversarios, casi sin escenario, y una larga lucha en la que se van incrementando las fuerzas y la destrucción así como el odio que sienten el uno por el otro, volviéndose mucho más serio (a pesar de la hermana convertida en lanzamisiles…) y reflejando más odio que diversión; pero sin  dejar de lado el extremismo y manteniendo el interés en todo momento, no haciéndola aburrida por larga como en otras ocasiones.

En el apartado técnico, pues se nota el presupuesto controlado (ya que estas películas tienen un futuro dudoso y no se arriesga mucho), pero también se nota la experiencia del equipo acostumbrado a hacer este tipo de cosas y que se sabe desenvolver y aprovechar al máximo lo que tiene, mezclando algunos efectos reales con otros digitales (siempre más de estos últimos).

Que contaros del director Tak Sakaguchi, muchos de vosotros lo conoceréis por su papel en Versus y habiendo participado desde entonces en películas como Aragami, Azumi o Tokyo gore police gracias a sus habilidades en artes marciales y a su actitud descarada; como director ha hecho un par de películas además de la primera parte de Mutant girls Squad (la más divertida de todas). En este film ha colaborado su gran amigo y habitual en este tipo de cine Yoshihiro Nishimura, haciendose cargo del maquillaje.

Para haceros ver la película, os podemos decir que reiréis muchísimo viéndola y que también tendréis tanta acción que no os la acabaréis, así como alguna sorpresa típica del sello Sushi Typhoon, quizás algo menos oscura y más animada que otras películas del estilo como Tokyo gore police; en fin, que si os va este tipo de cine (más de acción que no puro splatter), os aseguramos que os encantará esta película.

  • Lo mejor de la película:

Tak Sakaguchi, por su actitud, su chulería y las ostias que reparte como si no hiciera nada. También otros personajes que no reparten tanto, pero muy divertidos.

  • Lo peor de la película:

Tal vez pierde algo de intensidad en algunas escenas, pero es que no se puede mantener el ritmo máximo durante más de hora y media.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *