Iron girl: Ultimate weapon, vuelven las chicas duras y sexys

Iron girl Ultimate weapon

Hemos visto Iron girl: Ultimate weapon, la segunda parte de una saga que todo el mundo decía que era malísima; personalmente, reconocemos que es un producto de serie B y que no tenía muchos atractivos además de su parte más sexy, pero con unos personajes (buenos y malos) bastante molones y narrando una aventura de ciencia ficción al estilo de las películas cutres de los ’80, cosa que a nosotros nos atrajo bastante. En esta segunda parte se han mejorado varias cosas, por lo que seguimos considerando que es una no muy buena película, pero es una saga japonesa a tener en cuenta por los fans del cine de estas características, con chicas, peleas, futuros post apocalípticos, katanas

Iron girl Ultimate weapon
Escenas de acción sin parar

Si recordamos la primera parte, Iron girl era una chica que había aparecido sin memoria en un mundo post-apocalítptico dónde los pocos humanos que quedaban se habían dividido en colonias y bandidos; ella, que tenía un traje especial cibernético, había ayudado a la buena gente de la colonia a sobrevivir. Ahora, se encuentra en otra colonia trabajando como cazarecompensas y matando a los líderes de la banda de bandidos Sparti, con lo que va ganando dinero para poder comprar un artilugio de recuperación de memoria que le diga quién es ella y le hable de su pasado. Allí convive sobretodo con otro cazarrecompensas muy bueno y con una joven adoptada a la que cuida como una hermana mayor. Poco a poco irá averiguando cosas sobre su pasado, su traje y cómo en realidad está relacionada con la banda Sparti, hasta que un día hay un ataque a la colonia aprovechando que no está ella para defenderla. A partir de eso, decidirá ir directamente a la central de los bandidos para acabar con su jefe, pero allí descubrirá todavía más cosas sobre su pasado que le sorprenderán.

Si hacemos una comparación con la primera parte, debemos ser honestos y decir que ésta ha mejorado bastante en distintos aspectos, no sólo se ha invertido más dinero en ella, sino que además se ha mejorado tanto el ritmo, como el guión, como las luchas, como el sentido de la historia en general, siendo la primera parte una simple película mala y convirtiéndose aquí en una saga cutre pero efectiva a tener en cuenta.

Iron girl Ultimate weapon
También algo de erotismo

Como película completa, pues para nosotros no está nada mal (teniendo en cuenta su condición de serie B y de a quien le guste el cine cutre, eso siempre), con un buen ritmo y un guión directo al grano, no como la primera, que empezaba a tope, pero hacia mitad de película se ponía sentimental y perdía toda la fuerza; ésta es una pura película de acción en un contexto de ciencia ficción, sin ningún momento de bajona.

Ya que la acción no puede ser todo lo buena que debería ser en una gran producción, la alimentan, no con un guión muy rebuscado o intentando meter más sentimiento o tramas secundarias, sino que la historia queda de forma simple y muy básica, pero se adereza con algunos personajes molones como el ladrón (acompañando siempre a la protagonista y dándole su toque de humor), la hermana pequeña (que no es tan niña y aportando más nivel de chicas sexys a la película), unos malos bastante carismáticos y cada uno con algún rasgo característico (incluyendo a nuestra musa Asami, como una de los comandantes principales), el científico salido (muy representativo para todos los frikis auténticos), etc.

Y, por supuesto, toda la película no está basada en la pura acción, si no sería una más entre las miles de películas japonesas parecidas que se hacen al año; sino que su punto fuerte es su protagonista, una chica guerrera y dura, pero muy sexy y con sus buenas escenas de desnudo para alegrar al público masculino. Aunque no creáis, que aquí también hay coprotagonista masculino de buen ver, para que nadie se queje; pero está claro que el director lo que quiere es enseñar chicas guapas peleando.

Iron girl Ultimate weapon
Una protagonista que mola

Así tenemos a Kirara Asuka (Tokyo Shutter girl, Ultraman Ginga) que repite como protagonista, una actriz porno de muy buen ver que está haciendo sus pinitos en el cine de acción de serie B, como algunas otras; con muchas más dotes para seducir que para la acción, pero que da muy bien el pego en pantalla; también apoyada por otras estrellas como Asami (Sukeban boy, Gun woman) o Asuka Kishi (otra actriz porno) y por un director que, a nuestro parecer, no lo hace nada mal con los recursos que tiene: Ken’ichi Fujiwara (Zombie hunter Rika, Sultry assassin) que suele hacer películas de este tipo y combinar chicas sexys con algo de acción (sin pasarse en ninguno de los dos).

En definitiva, una película de serie B de acción en una ambientación post-apocalíptica, con japonesas sexys (y algún tío también), una historia sencilla pero efectiva y un buen ritmo en general. No es una gran película, pero es perfecta para los amantes del cine cutre o el cine de bajo presupuesto de los ’80; y para los que quedasteis decepcionados con la primera parte, podéis darle un oportunidad a ésta.

  • Lo mejor de la película:

Que estén convirtiendo la historia en saga y que vaya a haber una tercera parte que pinta mejor incluso que ésta.

  • Lo peor de la película:

Nos gustaría más si hubiera un poco de gore.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *